Rusia invita a Pompeo a comprobar por sí mismo que Moscú no viola tratado INF

Por EFE martes 4 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- Políticos rusos invitaron hoy al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, a visitar Rusia y comprobar por sí mismo que este país no viola el tratado de eliminación de armas nucleares de medio y corto alcance (INF, por sus siglas en inglés).

“Podemos invitar a Pompeo al ensayo del sistema 729 y él verá que el misil vuela a una distancia de 498 kilómetros y no viola el tratado”, dijo Frants Klintsévich, miembro del comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso, a medios locales.

El senador se refería al misil de crucero ruso Novator 9M729 (SSC-8, según la clasificación de la OTAN), que EEUU y la Alianza Atlántica consideran que viola el tratado firmado en 1987.

“No lo violamos. Eso es mentira. El misil 9M729 tiene un alcance menos de 500 kilómetros y está dentro del tratado”, insistió el senador, quien aseguró que esa es una “excusa inventada para confundir la comunidad internacional”.

De esa forma, una vez convencidos todos los países de que Rusia infringió el acuerdo, EEUU puede “desarrollar sus propios planes militares”.

En la misma línea, el jefe del comité de Seguridad de la Duma o cámara de diputados, Vladímir Shamánov, recordó que Rusia instó a EEUU “en numerosas ocasiones” a sentarse en la mesa de negociaciones para tratar este asunto.

“Pero no lo hacen. Eso quiere decir que tienen miedo a algo. Rusia es un país al que se le pueden declarar un ultimátum. Rusia también tiene reclamaciones que EEUU nunca ha respondido. Estamos preparados ante cualquier clase de desafío. No hay necesidad de meternos miedo”, comentó.

Tras la reunión de ministros de Exteriores de la OTAN en Bruselas, Pompeo dio un plazo de 60 días a Rusia para que vuelva a cumplir con el tratado.

“Pedimos a Rusia volver urgentemente a un cumplimiento total y verificable (del tratado). Ahora depende de Rusia preservarlo”, indicaron los ministros en una declaración.

Los aliados reconocieron expresamente que Moscú ha “desarrollado y desplegado” el sistema de misiles 9M729, que “viola el tratado INF y supone un riesgo significativo para la seguridad euro-atlántica”.

El presidente ruso, Vladímir Putin, que ha negado que Moscú haya violado el tratado, ya ha dado por hecha la salida de EEUU del documento, considerado la piedra angular de la seguridad europea.

Putin, que no pudo tratar ese asunto el sábado en Buenos Aires con el presidente de EEUU, Donald Trump, que canceló el encuentro por el incidente naval en el mar Negro, ha advertido que la renuncia al INF provocará una nueva carrera armamentista en el mundo.

Además, amenazó con apuntar con el armamento estratégico ruso a los países europeos que decidan acoger misiles estadounidenses como ocurriera en tiempos de la Guerra Fría.

Putin mantiene que la Casa Blanca nunca ha presentado pruebas de dichas violaciones y que EEUU fue el primero en infringir el acuerdo al emplazar en Rumanía elementos estratégicos del escudo antimisiles como el sistema de combate Aegis.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar