Rusia comienza construcción de base naval en el puerto sirio de Tartus

Por El Nuevo Diario sábado 11 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, MOSCU.- Rusia ya ha comenzado la construcción de su base naval en el puerto sirio de Tartus, en el mar Mediterráneo, anunció hoy Víctor Ozerov, jefe del Comité de Defensa y Seguridad del Senado ruso.

"Aunque el acuerdo sobre Tartus aún no ha sido remitido a la Duma, el texto está en vigor desde el momento de su firma", aseguró a la agencia Interfax.

En virtud del convenio firmado en enero por ambos países, Rusia podrá convertir el punto de mantenimiento de Tartus en una base naval, que estará bajo su control durante los próximos 49 años.

Ozerov, quien se mostró convencido que el acuerdo será ratificado próximamente por la Duma o cámara de diputados, revisó personalmente los planes de ampliación del puerto en su última visita a Siria en octubre pasado.

El convenio reza que la creación de la base de Tartus "responde al objetivo de apoyar la paz y la estabilidad en la región, tiene un carácter defensivo y no va dirigido contra ningún país".

La base podrá albergar simultáneamente hasta once buques, incluidos de propulsión atómica, y Rusia asumirá la defensa del territorio por mar y aire con la ayuda de sus baterías con misiles antiaéreos S-400.

El puerto de Tartus ha servido de punto de mantenimiento técnico y abastecimiento para la flota soviética o rusa desde la década de 1970 en virtud de un acuerdo suscrito con Hafez al Asad, padre del actual líder sirio, Bachar al Asad.

Ni siquiera en tiempos de la Guerra Fría -cuando la Unión Soviética tenía desplegada en aguas del Mediterráneo a su V Escuadra naval (1967-1992)- llegó a contar Moscú con una base naval permanente en el Mediterráneo.

La Armada rusa se valía entonces en la mayoría de sus misiones internacionales de los llamados puntos de mantenimiento técnico y abastecimiento repartidos por Siria, Egipto, Somalia, Yemen, Etiopía, Guinea, Libia, Túnez y Angola.

Tan sólo en Cuba, en el puerto de Cienfuegos, y en la bahía vietnamita de Cam Rahn, tuvo la URSS bases navales entre 1979 y 2002.

La Armada rusa regresó al Mediterráneo en 2013 tras más de veinte años de ausencia, y buques como el portaaviones "Almirante Kuznetsov" y el destructor "Pedro el Grande" participaron en los bombardeos contra las posiciones yihadistas en Siria.

El Ejército ruso ya cuenta con otra base aérea en la provincia siria de Latakia, desde la que la aviación rusa ha bombardeado las posiciones del Estado Islámico.

Asad aseguró hoy en declaraciones a una televisión china que Rusia es el único país que combate realmente el terrorismo yihadista en Siria.

Apple Store Google Play
Continuar