Rusia acusa de espionaje al estadounidense detenido en Moscú, según medios

Por EFE jueves 3 de enero, 2019

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- Las autoridades rusas han acusado de espionaje al exmarine estadounidense Paul Whelan, detenido en Moscú a finales de diciembre, informó hoy la agencia Interfax, que citó una fuente próxima a la investigación.

La defensa del ciudadano estadounidense evitó comentar la información y su abogado se limitó a anunciar que ha recurrido la orden de prisión preventiva dictada contra el exmarine.

“He cursado hoy la correspondiente apelación al Tribunal de Moscú”, dijo el letrado de Whelan, Vladímir Zherebenkov.

Explicó que la defensa pide sustituir la pena de cárcel por libertad bajo fianza mientras dura la investigación.

Según la legislación rusa, el delito de espionaje se castiga con hasta 20 años de cárcel.

El abogado precisó que Whelan fue enviado a prisión preventiva dos meses, en virtud de una orden dictada por el tribunal del distrito moscovita de Lefórtovo, el pasado 29 de diciembre.

Según medios rusos, Whelan -detenido en Moscú por agentes del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB) el 28 de diciembre por supuestamente “realizar actividades de espionaje”- estaba recabando información sobre empleados de los servicios secretos de Rusia.

La agencia Rosbalt sostiene, citando fuentes de la inteligencia rusa, que el estadounidense fue arrestado en su habitación del hotel Metropol de Moscú, tras recibir un lápiz de memoria con información clasificada de un ciudadano ruso “al que conocía desde hace mucho tiempo”.

De acuerdo a este medio, la memoria USB “contenía la lista completa de los trabajadores de un servicio secreto” ruso.

Por su parte, la familia del estadounidense asegura que Whelan estaba en Rusia para asistir a la boda de un amigo.

Rosbalt afirma que Whelan comenzó a tejer su red de contactos en Rusia a través de internet “hace unos diez años” y al cabo de un tiempo empezó a visitar el país para conocer en persona a los potenciales informadores.

“Hacía como que visitaba la capital rusa para ‘pasarlo bien’ y se reunía con las personas que había conocido por internet, pero llamaba la atención que no se fijaba en las chicas guapas y prefería tomar copas con los hombres con los que contactaba” por la red, detalla el medio.

Anuncios

¡Mantente informado!

Suscríbase para recibir las noticias más importantes del país y el mundo directamente en su correo
SUSCRIBIRME
X
Apple Store Google Play
Continuar