Rousseff convoca a mujeres a luchar contra desmonte de políticas de género

Por El Nuevo Diario Miércoles 8 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, RIO DE JANEIRO.- La expresidenta brasileña Dilma Rousseff convocó hoy a las mujeres a luchar contra el que llamó "desmonte" de las políticas de lucha contra la discriminación de género que dijo haber puesto en marcha en su Gobierno (2011-2016).

Rousseff, destituida por el Congreso en agosto pasado tras haber sido juzgada por irregularidades en el manejo de las cuentas públicas, acusó al Gobierno de su sucesor y exvicepresidente, Michel Temer, de desmontar varias de las iniciativas que lanzó contra la violencia y la discriminación contra la mujer.

"En Brasil marchamos hoy en resistencia contra el desmonte de las políticas creadas en nuestros Gobiernos democráticos (del Partido de los Trabajadores), con la amplia participación de las mujeres", afirmó la ex jefa de Estado en un vídeo que publicó en Facebook con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Según Rousseff, las políticas que el Gobierno de Temer supuestamente quiere suprimir fueron diseñadas para enfrentar la violencia de género, promover la autonomía económica de las mujeres y garantizarle los derechos sociales a todas las mujeres.

"Vamos a luchar contra el retroceso, vamos a resistir al golpe y a luchar por la democracia que construimos, con la participación de nosotras mujeres como protagonistas, conscientes de nuestro papel histórico", afirmó la primera presidenta en la historia de Brasil al insistir en que el juicio político que la despojó del mandato fue un "golpe" impulsado por Temer.

La exmandataria aseguró que las mujeres de Brasil marchan hoy por las calles de varias ciudades del país para reivindicar más avances y una sociedad sin prejuicios.

"Para nosotras, mujeres, la democracia es el lado correcto de la historia", agregó.

Según la exgobernante, las marchas en el Día Internacional de la Mujer también son contra el racismo, contra cualquier forma de discriminación y contra los modelos económicos neoliberales, "que promueven las desigualdades y excluyen a las mujeres".

Rousseff dijo que las reformas neoliberales impulsadas por Temer, como la del sistema de pensiones y la de la legislación laboral, también reducen los derechos de las mujeres debido a que "no reconocen la función social de la maternidad" y elevan la edad mínima de jubilación de la mujer a 65 años.

Igualmente en un vídeo en su cuenta en Facebook, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, antecesor, padrino político y correligionario de Rousseff, coincidió en que la movilización de las mujeres es no solo contra la violencia machista sino también contra la precarización del trabajo y las desigualdades salariales.

"Fuimos educados en una sociedad machista que subestima a las mujeres. No es justo que una mujer gane menos que un hombre ejerciendo la misma función. No es justo tampoco que el Gobierno quiera acabar con los derechos conquistados con mucho esfuerzo, como es el caso de la jubilación", afirmó Lula.

El expresidente convocó a los hombres a unirse a las mujeres en el combate a la discriminación y la violencia de género.

"Podemos unirnos a las mujeres y participar en la construcción de un mundo mejor, sin opresión, sin violaciones, sin asedios, sin maltratos y sin desigualdades", dijo.