Roberto Saladín: “Pedir la renuncia del pleno JCE sería llevar a RD a un juego peligroso”

Por Liliam Mateo miércoles 19 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El miembro de la Junta Central Electoral (JCE) Roberto Saladín manifestó este miércoles que pedir la renuncia del pleno de ese órgano “sería llevar a la República Dominicana a un juego peligroso”.

El magistrado se expresó en esos términos durante la audiencia pública del pleno y los partidos, al responder al jurista Juárez Castillo, quien sostuvo que el pueblo esperaba de la Junta una explicación sobre el fallo del voto automatizado el domingo pasado y la renuncia del pleno.

“Este es un momento de seriedad y pedir renuncia del pleno, seria llevar a RD a un juego peligroso. Este país, del que todos vivimos orgullosos, independientemente de las fallas que tenga  debe estar orgulloso de sus partidos políticos”, indicó el magistrado.

Agregó que “nosotros no podemos, en una coyuntura como esta, desertar a este derecho de organizar unas elecciones responsablemente para el 15 de marzo y acoger las solicitud que se han presentado por parte de los partidos políticos”.

“Aquí se ha hecho un trabajo serio y si todas esas presiones acumuladas provocaron que se quedaran candidatos fuera de las boletas, soy el primero en pedir disculpas. Esta JCE se ha caracterizado por ser independiente”, manifestó.

Saladín indicó que todos los delegados políticos y técnicos de los partidos representados ante ese órgano participaron durante meses en la construcción del voto automatizado.

Asimismo, indicó que el pleno escuchó a todos los partidos y sectores de la sociedad civil y complació sus pedimentos.

“Siendo equilibrados, hay que reconocer que uno de esos líderes políticos fue complacido en todas sus solicitudes y me refiero a Leonel Fernández, cuando pedía que se le expidiera cédulas, se le cumplió e incluso en el entintado del dedo”, agregó.

Añadió que “independientemente de las fallas del sistema automatizado, hay que esperar los informes, es lo prudente, pero queremos ratificar que las mujeres y hombres que están sentados en esta mesa no son instrumentos de ningún sector del país”.

Sostuvo, además, que  “no quisiera pensar que a los 83 años que tengo, que el final de mi vida va a ser junto a los miembros honorables de este pleno de la JCE, con la acusación de que nosotros hicimos un fraude electoral”.

Anuncios