Robert Mueller se defiende después de que Trump conmutara la pena a exasesor

Por EFE sábado 11 de julio, 2020

El Nuevo Diario, Washington.- Robert Mueller, el fiscal de la trama rusa, defendió este sábado la “alta integridad” de su investigación después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, la criticara con dureza y conmutara la pena a su amigo y exasesor Roger Stone.

Mueller, que siempre se ha mantenido en un segundo plano, publicó este sábado un artículo de opinión en The Washington Post.

Se trata de la defensa más fuerte que ha hecho hasta ahora de su investigación, que se centró en averiguar si el equipo de campaña de Trump conspiró con el Kremlin durante las elecciones de 2016 y si el propio mandatario intentó obstruir la investigación de esos hechos.

“Todas las decisiones que tomamos en el caso de Stone, como en los otros casos, se basaron únicamente en los hechos y la ley, de conformidad con el Estado de derecho. Las mujeres y los hombres que llevaron a cabo estas investigaciones y enjuiciamientos actuaron con la más alta integridad. Cualquier afirmación en sentido contrario es falsa”, dijo Mueller.

Sin mencionar a Trump, el fiscal aludía a los comentarios que ha pronunciado el mandatario en las últimas horas.

El viernes por la noche, la Casa Blanca anunció que el presidente había conmutado la pena de 3 años y 4 meses de cárcel a la que había sido condenado Stone en el marco de la trama rusa y, además, aseguró que el acusado era inocente y había sido “víctima” de persecución política.

Hoy sábado, Trump insistió en esa idea y afirmó en Twitter: “Roger Stone fue el blanco de una caza de brujas ilegal que nunca debería haber tenido lugar”.

El gesto de Trump ha servido para que su amigo no ingrese en prisión el próximo martes como estaba previsto; pero no llega a ser un indulto, de manera que Stone ahora tiene antecedentes penales.

“Stone fue procesado y condenado porque cometió delitos federales. Sigue siendo un criminal convicto y con razón”, destacó Mueller.

De 67 años, Stone fue condenado en febrero pasado por delitos de manipulación de testigos, obstrucción a la justicia y mentir al Congreso.

Stone, que asesoró durante años a Trump y trabajó hasta agosto de 2015 en su campaña electoral, fue detenido por el FBI en enero de 2019 en Fort Lauderdale (Florida, EE.UU.).

Según el fiscal de la trama rusa, Stone actuó como enlace entre la campaña de Trump de 2016 y la plataforma WikiLeaks, que difundió correos electrónicos robados al Comité Nacional Demócrata dañinos para la campaña de la candidata presidencial de ese partido, Hillary Clinton.

La investigación de Mueller duró dos años y resultó en la imputación de 34 individuos (26 de nacionalidad rusa) y entre los que se encuentra el exjefe de campaña de Trump, Paul Manafort; su abogado personal, Michael Cohen; y su primer asesor de Seguridad Nacional en la Casa Blanca, Michael Flynn.

Stone es una figura conocida en Washington, ya que asesoró entre otros a los expresidentes republicanos Ronald Reagan (1981-1989) y Richard Nixon (1969-1974). EFE

Anuncios