Richard Helms, el último hombre fuerte de la CIA

Por Héctor Silvestre hijo martes 24 de enero, 2023

No cabe dudas de que Richard Helms, también conocido como “el espía maestro”, ha sido uno de los hombres de mayor relevancia en la configuración y consolidación de la inteligencia norteamericana.

Helms, quien nació el 30 de marzo de 1913, bajo el seno de una familia acomodada en St. Davids, Pennsylvania, realizó estudios en Suiza y allí aprendió dos idiomas: francés y alemán.

Cuando estalló la guerra europea a finales de 1939, Helms, quien se desempeñaba como reportero para la United Press, fue reclutado por la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) de los Estados Unidos y así inició oficialmente en el mundo del espionaje.

Concluida la guerra en 1945, Helms regresó a Washington y continuó sus labores trabajando para la Oficina de Operaciones Especiales (OSO).

Richard ganó notoriedad y su carrera fue en un ascenso constante hasta que en junio de 1966 el presidente Lyndon Johnson lo designó como director de la CIA. Eran tiempos duros, la Guerra Fría, los grupos pacifistas opuestos a la guerra de Vietnam y el Movimiento por los Derechos Civiles marcaron la época.

Tras estallar el escándalo de espionaje que pondría fin a la presidencia de Richard Nixon, el cual había iniciado en 1972, fruto de una misión secreta en las oficinas del Partido Demócrata en el edificio Watergate, tuvo repercusiones nunca antes vistas.

Un acorralado Nixon solicitó la colaboración de Helms para que obstaculizara las investigaciones del FBI con relación al gran problema que se había desatado pero EL HOMBRE FUERTE DE LA CIA se negó rorundamente lo que provocó que fuera destituido en 1973 y “castigado” con una embajada en Irán.

Mientras se desempeñaba como diplomático, Richard Helms fue citado en dos ocasiones por el Congreso de EEUU para interpelarlo por su supuesta responsabilidad en actividades clandestinas que incluían labores de espionaje, operaciones militares y el auspicio de golpes de Estado en el extranjero. El exdirector de la CIA negó las acusaciones.

En 1976 Helms fue condenado por el Departamento de Justicia al pago de una multa de dos mil dólares y una sentencia de dos años de prisión, la cual fue suspendida.

Fue el último de una saga de JEFES de elevado perfil y gran responsabilidad en las operaciones en el exterior realizadas por el gobierno de Estados Unidos.

En 1983 el presidente Ronald Reagan le otorgó la medalla de Seguridad Nacional por su “servicio Excepcionalmente meritorio”. “Me siento exonerado de aquellos cargos”, se le escuchó decir.

Murió a los 79 años en su casa aquejado por problemas de salud en octubre de 2002.

“Estados Unidos ha perdido un gran patriota. Los hombres y mujeres de los servicios de inteligencia de EE.UU. han perdido un gran maestro y un verdadero amigo”, señaló en una declaración escrita George Tenet, quien se desempeñó como director de la CIA entre julio de 1997 y julio 2004.

POR: HÉCTOR SILVESTRE HIJO

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar