Revocan prisión preventiva de exgobernador de Río y exministro de Rousseff

Por EFE miércoles 20 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El presidente del Tribunal Superior Electoral de Brasil, el juez Gilmar Mendes, suspendió la prisión preventiva del exgobernador de Río de Janeiro Anthony Garotinho y el exministro Antonio Carlos Rodrigues, ambos investigados en un mismo caso de corrupción, informaron hoy fuentes oficiales.

El magistrado justificó su decisión sobre la base de que no existe ninguna conducta en Garotinho que revele intentos por cometer nuevos delitos, perjudicar la investigación o riesgo de fuga, requisitos necesarios para imponer dicha restricción de libertad.

Mendes fundamentó en su escrito que la prisión preventiva “exige fundamentación idónea, respaldada en motivos cautelares concretamente verificados y contemporáneos al acto”.

El juez también revocó el encarcelamiento preventivo de Antonio Carlos Rodrigues, quien fue ministro de Transportes brasileño entre enero de 2015 y mayo de 2016 durante el Gobierno de Dilma Rousseff y actualmente es el presidente del conservador Partido de la República (PR).

Ambos son investigados en el marco de la operación Caixa d’agua, en la que Garotinho, que también se desempeña como pastor evangélico y locutor radial, fue detenido el pasado 22 de noviembre junto con su esposa, la también exgobernadora de Río Rosinha Garotinho, quien fue liberada de prisión pocos días después de su arresto.

Por su parte, Rodrigues se entregó a la Policía Federal en Brasilia el 28 de noviembre pasado tras pasar algunos días prófugo de la Justicia.

Los dos exgobernadores, actualmente vinculados al PR, están acusados de liderar una organización criminal que recaudó recursos de forma ilícita, incluso mediante extorsiones a empresarios, para financiar sus campañas políticas y las de sus aliados en las elecciones legislativas y regionales de 2010 y 2014 y en las municipales de 2012 y 2016.

La pareja ya era investigada desde hace meses en otro proceso por compra de votos, e incluso Anthony Garotinho, que gobernó Río entre 1999 y 2002 y fue sucedido por Rosinha hasta 2007, llegó a ser detenido en dos ocasiones, pero fue liberado un igual número de veces.

Las acusaciones contra Rodrigues y los Garotinho se basan en los testimonios a la Justicia que dieron los dueños de la multinacional cárnica JBS, los hermanos Joesley y Wesley Batista, y el exejecutivo del grupo Ricardo Salud, dentro de un acuerdo de colaboración con las autoridades.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar