Revelan matrimonio infantil cuesta millones de dólares en RD

Por El Nuevo Diario miércoles 23 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El matrimonio infantil y las uniones tempranas cuestan miles de millones de dólares y favorece la pobreza en República Dominicana, según un nuevo estudio divulgado este miércoles por del Banco Mundial y el Fondo de las Naciones para la Infancia (Unicef).

En República Dominicana, más de 305.000 (11,7 %) niñas están casadas o unidas de manera estable antes de cumplir 15 años, lo que supone el porcentaje más alto en América Latina y el Caribe, y más de 790.000 (37,1 %) se unieron o casaron antes de cumplir los 18 años, según un informe de Unicef que recoge datos de la encuesta ENHOGAR de 2014.

El nuevo estudio revela que poner fin al matrimonio infantil tendría un efecto positivo para que las niñas puedan alcanzar un mayor nivel, contribuiría a que tuvieran menos hijos y a tenerlos más tarde, y aumentaría sus ganancias en su vida adulta, ya que las mujeres que se casan antes de los 18 años tienen ingresos que son, en promedio, 17 % más bajos que si se hubieran casado más tarde.

Las menores ganancias en la edad adulta de las mujeres que se casan a una temprana edad, sumado a mayores tasas de fecundidad, conducen a mayores riesgos de pobreza, por lo que si se pusiera fin a esta práctica se reduciría la pobreza en las familias de estas mujeres de 41 % a 32 % y a nivel nacional de 31 % a 28 %.

Además, si se hubiera puesto fin a los matrimonios infantiles en 2014 hubiera supuesto un beneficio equivalente a 171 millones de dólares en 2015 y en el año 2030 un beneficio anual de 4.800 millones de dólares, según el informe “Impacto económico del matrimonio infantil para República Dominicana” presentado este miércoles en un acto en el Palacio Nacional.

A la presentación del estudio, asistieron la vicepresidenta dominicana, Margarita Cedeño; el ministro de Economía, Isidoro Santana; la directora regional de Unicef para América Latina y el Caribe, María Cristina Perceval; el representante del Banco Mundial en el país, Alessandro Legrottaglie, y el principal autor de la investigación y economista del Banco Mundial, Quentin Wodon.

Poner fin a la práctica del matrimonio infantil, no es solo lo que hay que hacer en “el plano moral y ético, sino también lo más inteligente desde el punto de vista económico”, dijo Wodon.

Al igual que en el matrimonio infantil, República Dominicana cuenta con tasas relativamente altas de maternidad precoz, donde una de cada cinco mujeres entre 18 y 22 años ha dado a luz antes de cumplir 18 años.

Así, poner fin al matrimonio infantil reduciría la fertilidad total en un 10 % a nivel nacional, según el informe.

La directora regional de Unicef señaló que “las pautas culturales que promueven la desigualdad de género, la pobreza, las brechas de educación y la violencia intrafamiliar influyen en la percepción de las niñas, o de sus madres”, de que el matrimonio precoz es un proyecto “aceptable e incluso deseable como la mejor opción económica si la pareja es un hombre mayor con ingresos”.