Reunión del CC-PLD: Aporte al sistema democrático

Por Juan López lunes 12 de agosto, 2019

Los resultados de la pasada reunión del Comité Central del PLD (CC-PLD), sin lugar a dudas, son una buena   demostración de madurez política y de los avances de los peledeistas en su proceso reconciliatorio, lo cual tiene repercusión positiva en nuestro sistema democrático.

Los sectores de la oposición política, que cifran sus esperanzas en los posibles fracasos de los  eventos peledeistas, fallaron nuevamente. Para fortalecer sus deseos, recurren a la artimaña de esparcir falsos rumores y expectativas negativas al pronosticar “el acabose de la unidad peledeista”, a partir de lo cual  vislumbran sus posibles triunfos en los comicios del 2020.

Esos sectores no terminan de comprender que la división del PLD no beneficiaría a ningún sector. Al contrario. Un PLD unido fortalece la cohesión social, la estabilidad macroeconómica, la paz política y el sistema de partido, principal pilar de la democracia dominicana.

En esa asamblea del CC-PLD, ante una propuesta sectaria, mezquina, imprudente e inoportuna que pretendía sembrar la cizaña de la división, el Presidente Medina le salió al frente y se creció con su  propuesta de gran sentido político, gracias a lo cual se aprobaron los once precandidatos, entre quienes se escogerá, en las primarias del próximo 6 de octubre, el candidato presidencial que, en forma legítima,  representará al PLD.

Esa buena y oportuna señal que envió el CC-PLD se robustecerá, este 16 de agosto, en la elección del bufete directivo de la Cámara de Diputados, cuando el bloque peledeista ratifique el acuerdo del Comité Político con la elección del ecuánime diputado Demóstenes Martínez como Presidente de esa Cámara.

También, en torno al resultado de la reunión del CC-PLD, se ha creado un amplio consenso, en el sentido de que es un importante paso de avance en la consolidación de la unidad peledeista, que fue una nítida demostración de madurez política, que el buen juicio y el razonamiento político de los líderes que, al margen de sus transitorias diferencias de criterios, supieron asumir sus responsabilidades ante la historia y el futuro de la Patria que se impuso por encima a la emotividad y la estéril  retaliación política.

Ese mismo consenso apuntala que el “seis de octubre, la prueba de fuego” también será positiva superada con la realización de unas primarias democráticas, transparentes, sin máculas  y con promisorios resultados para los candidatos que van a representar al PLD y partidos aliados, a los fines de coronar con éxito el séptimo triunfo consecutivo en las elecciones municipales, congresuales y presidenciales del 2020.

¡Qué así sea, para preservación de la paz política, seguir avanzando en la consecución del bienestar social y el progreso del pueblo dominicano!

 

Por Juan López

Anuncios

Comenta