Retaliación o intolerancia política

Por Luis D. Santamaria jueves 1 de agosto, 2019

El autor es periodista. Reside en Monte Plata La sorpresiva destitución del licenciado Isidoro Santana como ministro de Economía, Planificación y Desarrollo de es lo que en buen dominicano podríamos llamar un acto de retaliación e intolerancia política de parte del presidente Danilo Medina.

La destitución del funcionario es una clara respuesta a la posición de rechazo a los intentos del mandatario de modificar la Constitución de la República con el marcado interés de poder presentarse nuevamente como candidato presidencial cuando la Carta Magna se lo impide.

Isidoro Santana, como funcionario del gobierno, en una actitud responsable se opuso públicamente a los intentos continuistas del mandatario a quien indudablemente no le gustó para nada la actitud responsable de destituido ministro de Economía, Planificación y Desarrollo.

En su lugar el presidente Medina designó al licenciado Juan Arieln Jiménez Núñez, quien era viceministro de la Presidencia.

Fue un error de Isidoro Santana el haber dicho que el presidente Danilo Medina no se aventuraría a modificar la Constitución y manchar su nombre después de haber hecho una de las mejores gestiones de Gobierno en el país».

Santana llegó a decir que una eventual modificación a la Constitución de la República no era correcta, y no era el momento para embarcarse en esa aventura.

Entiendo que el presidente Danilo Medina después de haber hecho una de las mejores gestiones de Gobierno en el país en la época moderna no va a manchar su nombre frente a la historia embarcándose en una cosa de
esa naturaleza”.

En esa oportunidad Gonzalo Castillo, ministro de Obras Públicas, pidió a Santana que guardara silencio. Igual pedido le hizo al ministro de Energía y Mina, Antonio Isa Conde, quien también se expresó en contra de una modificación constitucional para hacer posible la repostulación del Presidente Medina.

POR LUIS D. SANTAMARIA

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar