Resistencia al cambio

Por Elias Samuel Rosario Mata martes 8 de junio, 2021

Los últimos acontecimientos con tintes terroristas, dejaron al descubierto, una poderosa fuerza político militar, que está dispuesta a resistir los cambios impulsados por el presidente Luis Abinader, aunque hunda al pais en un abismo de ingobernabilidad. Fueron mensajes de advertencia, enviados por fuerzas retrogradas, que no han asimilados, que la lucha contra la corrupción y el adecentamiento de la administración pública, están liderados por las potencias mundiales.

Los hechos fueron calificados por la Vice presidenta Raquel Peña, como actos vandálicos, otros sectores como actos de terrorismo. La falta de información, primero provocó pánico y luego confusión. A más de dos semanas de lo ocurrido, todavía no se sabe con certeza la verdad. Solo, que han sido protegidos los autores intelectuales, dejando las siguientes preguntas sin respuestas. ¿Es que hay un sector con tanto poder, que hasta el presidente tiene temor de enfrentarlo? ¿Continuarán los sometimientos por corrupción? ¿Se recuperará el botín robado?

El pueblo está mirando a un presidente acorralado por los expresidentes Hipólito Mejía, Leonel Fernández y los empresarios. Los dos primeros, controlan la mayor parte de las posiciones gubernamentales. Hipólito para mantener su cuota, proteger a sus canchanchanes del PLD y promover la candidatura presidencial de su hija Carolina Mejía. Leonel, con la intención de regresar al poder. Los empresarios despachando desde el Palacio, para proteger sus bienes y aumentar sus riquezas.

Los ataques de las fuerzas que se sienten amenazadas, por los cambios que comenzó a implementar el nuevo gobierno, no cesarán hasta que no detengan la persecución. El presidente Abinader, no debe dejarse amedrentar por ningún poder, que con actos vandálicos pretenda mantener el statu quo, que es el caldo de cultivo, que nutre la corrupción y la impunidad. Jesucristo no venció al imperio más poderoso de su época con sumisión.

Sino con el coraje y la valentía, que el creador dota a los líderes, que deciden asumir los sacrificios requeridos, para dirigir a sus pueblos por un sendero de progreso y bienestar. Por todo cambio, se paga un precio, que es reconocido y recompensado en la posteridad. Estamos viviendo tiempos apocalípticos, en que todo lo oculto sale a la luz. Nada permanece en la oscuridad para siempre. Ha llegado el tiempo, en que no se puede estar con la fuerza del bien y la del mal a la vez. Es tiempo de separar el trigo de la cizaña.

En Gálatas 6, 7 la Biblia dice: No os engañéis, Dios no puede ser burlado, pues todo lo que sembrare, eso también segará. Un buen ejemplo, es el caso de la pastora Rossy Guzmán, quien intentó engañar a Dios y terminó engañándose a sí misma. Un presidente tiene dos caminos para escoger: Primero, impulsar los cambios que eleven el desarrollo y nivel de vida de la clase más desposeídas. Segundo, convertirse en cómplice de la explotación empresarial y la corrupción pública y privada, que conlleva el aumento de la pobreza y los males sociales.

De su decisión depende, que el pais se hunda, como sucedió con los gobiernos del PLD, o logre un desarrollo económico y social colectivo, como sucede en Singapur, Tailandia y Taiwán, entre otros.

Lic. Elías Samuel Rosario Mata

Abogado, residente en Panamá

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar