Rescatan a dos estudiantes que habían sido secuestrados en junio en Nigeria

Por EFE domingo 1 de agosto, 2021

EL NUEVO DIARIO, LAGOS.- Dos de los estudiantes que habían sido secuestrados por hombres armados el pasado 17 de junio en un colegio de secundaria en el noroeste de Nigeria fueron rescatados, informaron este domingo fuentes policiales.

Los liberados son una chica de 15 años y un chico de 17 que habían sido capturados durante un ataque a un Colegio Federal en el estado de Kebbi (noroeste de Nigeria).

El rescate se produjo gracias a una operación policial en la zona de Dan Sadau, perteneciente al vecino estado nigeriano de Zamfara.

“Las víctimas fueron trasladadas al hospital para hacerles pruebas médicas y fueron interrogadas en Gusau (la capital de la región donde tuvo lugar el rescate)”, explicó en un comunicado Hussaini Rabiu, comisario estatal de la Policía.

En el ataque al colegio, ocurrido el 17 de junio, hombres armados sin identificar asaltaron las instalaciones educativas y secuestraron a un número aún por precisar de estudiantes y a cinco profesores.

Uno de los agentes de Policía que vigilaba el colegio resultó muerto durante el incidente.

Al día siguiente, el Ejército anunció el rescate de cinco estudiantes y dos profesores después de un tiroteo con los secuestradores, pero una alumna murió durante la operación.

Días después, los militares anunciaron la liberación de tres estudiantes más y un profesor.

UNA OLEADA CRECIENTE DE SECUESTROS

En los últimos meses se han incrementado los secuestros masivos en escuelas del norte de Nigeria con el fin, en muchos casos, de obtener lucrativos rescates.

Al menos 950 alumnos fueron raptados desde diciembre, según la Agencia de la ONU para la Infancia, Unicef.

Por ejemplo, entre los secuestros de los últimos tiempos, figura uno del 30 de mayo en el que 147 estudiantes fueron raptados en una escuela coránica del estado de Níger (centro-norte), de los que 11 fueron liberados un día después.

El 2 de marzo pasado también fueron liberadas 279 estudiantes que habían sido raptadas el 26 de febrero en una escuela pública femenina del estado de Zamfara.

Ese secuestro de Zamfara, que las autoridades atribuyeron a “bandidos” activos en el noroeste del país, tuvo lugar dos semanas después del rapto por hombres armados de 38 estudiantes y profesores de la Escuela de Ciencias del Gobierno en Kagara (estado de Níger), que fueron finalmente liberados.

El pasado 11 de diciembre, 344 alumnos fueron capturados en una escuela en el estado norteño de Katsina, en un ataque reivindicado por el grupo yihadista Boko Haram -que hasta entonces se limitaba a atacar en el noreste del país-, aunque las autoridades culparon a bandidos.

Estos alumnos fueron localizados y liberados una semana más tarde en un bosque del estado vecino de Zamfara.

El pasado 12 de junio, el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, prometió poner fin a esos sucesos y expresó su “pésame” a las familias de las víctimas de la violencia cometida por bandidos en el noroeste y centro del país.