Republicanos ponderan condenar el racismo

Por Associated Press viernes 25 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, NASHVILLE, TENNESSEE, EE.UU.  — El Comité Nacional Republicano se disponía el viernes a emitir una resolución de condena a los supremacistas blancos, pero algunos dirigentes se han opuesto arguyendo que dará la impresión de que están a la defensiva.

La controversia subraya las divisiones internas del partido sobre la manera en que el presidente Donald Trump reaccionó a la violencia reciente en Charlottesville, Virginia, donde un supremacista blanco arrolló con su vehículo a manifestantes que se oponían al racismo, matando a una mujer.

Algunos dirigentes opinan que emitir semejante resolución los retrata como un partido a la defensiva. “Es asombroso que hayamos caído en esta trampa donde tenemos que jurar que no somos racistas, es absurdo”, dijo el líder de los republicanos de Colorado, Jeff Hays. “¿Cuál es la necesidad de hacer eso?”

Sin embargo, la resolución es fuertemente apoyada por la presidenta del partido Ronna Romney McDaniel y otros jerarcas republicanos, molestos por el hecho de que el presidente Trump se ha negado a denunciar enfáticamente a los nacionalistas blancos, al Ku Klux Klan o a los neonazis.

“No hay debate, tenemos que reafirmar que somos el partido de Lincoln”, dijo McDaniel a The Associated Press. “Vamos a demostrar nuestros principios morales, al denunciar el odio y la violencia”.

A pesar de la resolución, no parece estar flaqueando el apoyo al presidente dentro del partido, sino todo lo contrario. Lo que debió ser un encuentro de rutina se ha convertido en un cónclave de renovado respaldo al mandatario a pesar de una cadena de tropiezos: el fracaso del partido en derogar la reforma de salud aprobada por el gobierno anterior; la controversia sobre la reacción de Trump a los sucesos de Charlottesville y la partida de Reince Priebus como jefe de despacho de la Casa Blanca.

“El presidente no se equivocó al señalar lo que la prensa se negó a señalar”, que los contramanifestantes también “vinieron a pelear” en Charlottesville, dijo el líder del partido en Pensilvania, Val DiGiorgio.

DiGiorgio dijo que apoyaba la declaración de Trump de que “muchas partes” tuvieron la culpa por los hechos en Virginia.

Sin embargo, Bill Palatucci, republicano de Nueva Jersey que es uno de los patrocinadores de la resolución, dijo que es importante que quede formalmente establecido que el comité condena a los supremacistas. Dijo Palatucci: “creo que Trump se equivocó el martes de la semana pasada” cuando dijo en una caótica conferencia de prensa de que había “gente muy decente” en ambos bandos enfrentados.

Sin embargo, incluso Palatucci _quien era un férreo partidario de la campaña presidencial del gobernador de Nueva Jersey Chris Christie_ dijo: “Estoy a favor de la agenda del presidente”. Mencionó las medidas de desregulación que Trump ha firmado y los planes de enviar más soldados a Afganistán.

La hazaña del partido de recaudar 75 millones de dólares en la primera mitad de 2017 _más del doble de lo que los demócratas recaudaron en la primera mitad del año inicial de la presidencia de Barack Obama_ también ha dado ánimo a los republicanos.

El consenso en que ponderan condenar el racismo, en el cónclave de Nashville es que son los republicanos en el Congreso y no el presidente Trump, los que han fracasado.