República Dominicana y su camino del 2016 hacia el 2017

Por Humberto Salazar lunes 2 de enero, 2017

Escribió San Agustín en sus ¨Confesiones¨: ¨¿Qué es el tiempo? como nadie me pregunta, siento que yo lo sé, pero si tengo que explicarlo, no lo sé¨; una afirmación de uno de los pensadores mas profundos del medioevo sobre la dificultad de poder explicar eso que llamamos tiempo.

En el libro del Génesis, Dios al crear los cielos y la tierra también creó el sol, la luna y las estrellas, por lo que dice la Biblia que cuando alumbraba el sol a ese espacio le llamó día y al ser sustituido por la luna y llegar la oscuridad, pues le llamó noche, que fue la primera forma de los hombres marcar el tiempo.

Sin embargo, es tradición hacer un recuento de lo que ha ocurrido en los 365 días que dura un año, medido por el calendario denominado gregoriano promulgado por el Papa Gregorio XIII, y que cuenta 2016 años desde la Encarnación del Señor hasta el día de hoy.

Si preguntáramos en América Latina como fue el 2016, escucharíamos los lamentos por la crisis económica de Venezuela y Cuba, la caída de la Presidenta de Brasil en medio de un grave escándalo de corrupción, que todavía tiene atrapado a ese país, y que le impide salir de la recesión económica.

Podríamos hablar de como la violencia se extiende por Centroamérica, las ciudades mas violentas del mundo están ubicadas en Honduras, existe una crisis política y de legitimidad en Nicaragua, en El Salvador juicios en contra de presidentes salientes, mientras las pandillas extienden su poder como un cáncer que ya ha traspasado sus fronteras.

Ni hablar de Mexico, que ve como los narcotraficantes y delincuentes se adueñan de sus calles, Argentina con una grave inflación y a las puertas de otra crisis política, Chile con una presidenta cuestionada, Ecuador donde existe una fuerte crisis que ha puesto contra la pared a su presidente.

En resumen, es poco lo positivo que se puede decir de un año donde los atentados terroristas tienen de vuelta y media a los países de Europa occidental, las guerras en Siria e Irak han sido devastadoras en contra la población civil y hasta estamos terminando con una guerra diplomática entre Estados Unidos y Rusia, al mas típico estilo de la guerra fría.

Entonces, en medio de este caos, que incluye la quiebra económica de la isla de Puerto Rico, que se está quedando despoblada por la migración de sus habitantes, deberíamos reconocer el trabajo que se ha realizado en este 2016, a pesar de ser un año electoral, en la República Dominicana.

Nuestro país al cerrar hoy el año, sigue avanzando y creciendo en los aspectos político, social y económico, de una manera tan importante, que ya muchos dicen que estamos obrando en verdadero milagro económico en este pequeño espacio terrestre en medio del Mar Caribe.

Políticamente somos la democracia mas estable del subcontinente americano, 50 años cumple ya nuestro país realizando elecciones cada 4 años, tenemos un proyecto de país encabezado por el Partido de la Liberación Dominicana que cumplió 3 periodos consecutivos, donde se han fortalecido las instituciones democráticas y la participación política.

El Presidente Danilo Medina, ratificó su mandato para un segundo período este 2016, con la mayor cantidad de votos lograda por candidato alguno en toda la historia de nuestra democracia, un 62% de los dominicanos y dominicanas que acudieron a las urnas lo apoyaron, lo que valida su gestión sin discusión alguna hasta el 2020.

Esta estabilidad política es lo que crea el clima para el crecimiento económico, estamos cerrando el año con un crecimiento del PIB de alrededor del 6.5%, el mas alto de todo el continente, la inflación será de menos del 3%, la inversión pública y privada siguen en aumento, los turistas nos visitan en mayor cantidad cada año.

El empleo aumenta en cantidad y calidad, cada día surgen nuevas plazas comerciales que les venden a los dominicanos que ven aumentar su poder adquisitivo, el ingreso per capita de nuestros ciudadanos pasó en el 2016 por primera vez en la historia de los US$7 mil dólares, es decir, a pesar las crisis que nos rodean por todas partes, tenemos un gobierno responsable que ha sabido mantener la sanidad de la economía dominicana.

En el aspecto social, mas niños van a la escuela en tanda extendida, se mantiene el 4% del PIB para la educación, lo que esperamos garantice una transformación educativa sobre la que se construya la nueva República Dominicana.

En el 2016 se consolidaron los proyectos de producción en el campo, que ha integrado a nuestros productores, con al apoyo financiero del gobierno, al barco del progreso del resto de la república, además ya comienzan a desarrollarse los proyectos agrarios vinculados a la foresta en las zonas mas afectadas por la depredación de nuestros bosques, lo que es un plan de largo plazo para el desarrollo sostenible del país.

Tenemos problemas, como todos los países del mundo, hay temas de seguridad pública, de salud, de educación, de producción, de ingresos públicos, de energía y todos los que podamos sumar que no se han resuelto, y cuando esos se resuelvan surgirán otros, lo que nadie puede negar sin pecar de mezquino es que en la República Dominicana estamos avanzando.

El año 2017 comenzará en pocas horas, en nuestro país no será un antes y un después, ni queremos que lo sea, porque el 2016 que agoniza ya fue positivo en los aspectos mas importantes que califican como indicadores del desarrollo de una nación.

Pero lo mas importante es que contamos con la garantía de continuidad de las políticas de estado que han sido implementadas en estos años, porque continuamos con el mismo grupo de partidos, PLD y Bloque Progresista, junto con el mismo Presidente de la República, Danilo Medina, para continuar con el progreso, que es lo que necesitamos para mantener la paz social de que disfrutamos.

 

Comenta