Reporte critica respuesta local y federal a huracán en Puerto Rico

Por Associated Press domingo 17 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SAN JUAN. — Se necesita vivienda urgente para decenas de miles de puertorriqueños que siguen sin luz y una fuente regular de agua potable a casi tres meses del paso del huracán María, de acuerdo a un reporte del organismo Refugees International difundido el domingo.

La organización sin fines de lucro visitó recientemente la isla para evaluar las necesidades y revisar la respuesta local y federal a la tormenta de Categoría 4. Se trata de la primera visita del grupo a una jurisdicción estadounidense.

De acuerdo con el reporte que Refugees International compartió con The Associated Press, su equipo quedó sorprendido con lo que describió como una maña coordinación y logística en toda la isla, lo que ha provocado la demora en la llegada de ayuda.

Destacó que Puerto Rico aún se encuentra bajo estado de emergencia y requiere de más ayuda. “Hubo un fracaso de liderazgo y un fracaso para apreciar la magnitud de la situación y la necesidad de acciones extraordinarias por parte de las autoridades estadounidenses”, dijo Eric Schwartz, presidente del grupo y un exsubsecretario de población, refugiados y migración del departamento de Estado. “Son compatriotas estadounidenses. La respuesta de las autoridades federales debió ser y debería ser mucho mayor de lo que fue y de lo que es”.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias no respondió el domingo a una solicitud en busca de comentario. Puerto Rico aún lucha por recuperarse de la tormenta del 20 de septiembre en la que murieron decenas de personas y provocó alrededor de 95.000 millones de dólares en años durante su asedio de una hora por toda la isla con vientos de hasta 247 kilómetros por hora (154 mph).

El servicio eléctrico opera actualmente al 69% de sus capacidades y el 5% de los consumidores aún no cuentan con servicio de agua. Casi 600 personas permanecen en albergues y más de 130.000 se han trasladado a Estados Unidos continental.

Aquellos que permanecieron en la isla enfrentan un desabasto de productos y problemas que van desde el acceso limitado a lonas hasta la demora en la respuesta a solicitudes de asistencia financiera, dijo el reporte.

“En comparación a los parámetros de desastres internacionales, no puedo creer lo lenta que fue la respuesta dos meses después”, dijo Alice Thomas, directora de programa de desplazados a causa del clima para Refugees International, y quien visitó la isla. Hizo un llamado a mejorar la estrategia para la entrega de ayuda.

“Debe darse ahora. La emergencia permanece vigente”, recalcó. El estudio destacó que pasaron cinco días antes de que cualquier alto funcionario federal visitara la isla después de la tormenta, y el organismo pidió una mejor coordinación entre las agencias locales y federales, así como un plan más agresivo para encontrar viviendas adecuadas para los desplazados por el huracán.

Dijo que muchas personas no pudieron presentar denuncias en las primeras semanas debido a que no contaban con acceso a internet y posteriormente tuvieron problemas para esperar a los inspectores debido al intermitente servicio telefónico.

El reporte se difundió apenas días después de que un experto de Naciones Unidas en pobreza extrema y derechos humanos visitó Puerto Rico para evaluar las necesidades y los daños, lo que representa la primera ocasión que una misión de ese tipo visita al territorio estadounidense en la historia reciente.

Apple Store Google Play
Continuar