Renuncia de dignidad

Por Jesús M. Guerrero miércoles 29 de abril, 2020

“La dignidad no tiene precio. Cuando alguien comienza a dar pequeñas concesiones, al final, la vida pierde su sentido.” José Saramago

La semana inicio con la renuncia al PRD del presidente ejecutivo de esa organización política, José Leonel “Neney” Cabrera. Es un secreto a voces que la situación del Partido Revolucionario Dominicano es crítica, producto de los grandes negocios del tristemente célebre Miguel Vargas Maldonado, que consisten en un partido pequeño con una dirección que se caracteriza por su genuflexión.

A lo que renunció Neney Cabrera no fue al peñagomismo ni al perredeismo, sino, a ser parte de un puñado de dirigentes arrodillados ante los desmanes del propietario de esta sociedad comercial que hoy en día es el PRD. Hay mucha más dignidad en una renuncia que mantener una falsa coherencia al mantenerse comulgando en algo que no se cree por simples apariencias.

Si algo demostró Neney Cabrera es que levanta el orgullo de la militancia del partido blanco, cuando compitió por la Liga Municipal, todos vieron una oportunidad de reencauzar ese partido, sin embargo fue torpedeado por su propia organización con acuerdos de aposento, ya que Vargas Maldonado no permite otros liderazgos en la empresa que maneja a su antojo.

La razón de su dimisión consagrada en su carta de renuncia, es por la ratificación de la alianza espuria con el PLD. El único de la alta dirigencia perredeista en no aceptar un cargo en el gobierno morado fue Neney Cabrera, lo cual le otorga coherencia para marcharse con la frente en alto.

En dicha carta de renuncia expresa una realidad al escribir, cito: “La concepción de búsqueda del bien común, mediante la política, fue el dogma en virtud del cual heredé de mis abuelos y padres, la militancia en el Partido Revolucionario Dominicano.”

Esto evidencia que tiene la política como la ciencia de las transformaciones sociales para beneficio de la gente, por tan sencilla razón no había cabida para él en el PRD a imagen y semejanza de MVM.

Ya con la desaparición inevitable del partido del jacho, es evidente que el sistema de partidos políticos tradicional terminó, es obligatorio el surgimiento de nuevas fuerzas como son el caso del PRM y FP.

Es el curso natural de la historia, que es cíclica, ocurrió con los rojos y azules, sustituidos por los jimenistas y horacistas (bolos y coludos), luego pasamos a la Era de Trujillo, después a la transición democrática con el PRD, UCN, 1J4, luego PRD, PRSC y PLD. Para nadie es secreto que el PRSC y el PRD no son ni sombra de lo que fueron.

El PRD comenzó a transitar el bochornoso camino de las bisagras y es cuestión de tiempo para que el PLD inicie la construcción de sus lares para su condición de bisagras políticas, será interesante ver las luchas titánicas entre PLD vs PRD vs PRSC; por el tercer y cuarto lugar en la boleta. De luchar por el poder lucharan por las migajas.

Pero la adulteración del curso histórico del PRD de ser un partido combativo, opositor y centro de lucha democrática, hoy no es más que una empresa del señor de los bigotes que únicamente cuenta con el pseudo respaldo de asalariados y beneficiarios de dádivas de grandes negocios que derivan de un partido pequeño. Con la salida de Neney Cabrera se va la dirigencia política que había permanecido esperando que MVM cumpliera con la palabra empeñada y rompiera con el PLD.

Ya se puede proclamar sin temor a equivocarse que en el PRD no queda nada, disminuir el partido blanco de un 47% en el 2012 a 5% en el 2016, será el legado de MVM y lo reducirá a su mínima expresión en las elecciones presidenciales del 5 de julio de este año, tal cual paso en las municipales de marzo, ese 5% será un recuerdo y el futuro electoral del PRD, será mucho peor.

Inmediatamente se confirmó la salida de Neney Cabrera del extinto PRD, siguieron las renuncias de Carlos Gabriel García, Anthony Brito presidente del Partido Revolucionario Dominicano en la circunscripción 3 de la provincia Santo Domingo, también abandonan su militancia el director de organización y el presidente del concejo de disciplina del PRD en Madrid y acompañados de más dirigentes, que se marchan, porque en el PRD de MVM no se representa ni se lucha por nada, simplemente sus intereses pecuniarios.

Creo prudente concluir con la siguiente frase de Jean Jacques Rousseau, cito: “Renunciar a nuestra libertad es renunciar a nuestra calidad de hombres, y con esto a todos los deberes de la humanidad.”

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar