Renuncia de Bauta y cancelación de Gedeón: Preludio de algo más

Por Luis Brito miércoles 16 de octubre, 2019

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La renuncia del gobierno de un dirigente destacado dentro del equipo político del ex presidente Leonel Fernández, y la destitución de otro leal al ex mandatario por parte del presidente Danilo Medina, pudiera estar abriendo la compuerta para la salida, por una vía u otra, de todos los leonelistas que desempeñan funciones en la administración pública.

Ambos episodios, viene a marcar el rompimiento franco y definitivo de dos líderes que ya han estado muy distanciados: Danilo Medina y Leonel Fernández.

Este miércoles presentó renuncia al cargo el Bautista Rojas Gómez, coordinador operativo del Proyecto Leonel 2020, que estuvo nombre como ministro sin cartera para el tema de políticas  de desarrollo.

“Con alto nivel de estima y agradecimiento hacia el Presidente de la República @DaniloMedina, por la confianza depositada en nosotros desde el año 2012 hasta la fecha, hemos presentado formal renuncia como Ministro sin cartera para políticas  de desarrollo del Gobierno Dominicano”, twiteó Bauta Rojas.

Horas más tardes, el presidente Medina disponía la destitución del cargo de  otro leal a Leonel Fernández, en este caso Gedeón Santos, quien se desempeñaba como embajador, representante permanente de República Dominicana ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

En sustitución de Santos, el jefe de Estado designó, mediante el decreto número 342-19, a Josué Antinoe Fiallo, quien por la vía de las redes sociales agradeció su nombramiento.

Diez días antes de las primarias internas del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Gedeón Santos escribió un artículo titulado “Un líder del conocimiento para el Siglo XXI”, en el que el autor se desborda en elogios y dimensiona la figura política de Leonel Fernández.

Sobre el panorama político que involucra al oficialismo, se cierne la separación de los cargos públicos, vía dimisión o destitución, de los seguidores de Leonel, como parte del nivel radical y sin retorno a que han llegado las diferencias que distancian cada vez más a leonelistas y danilistas.

Aunque en una cantidad muy disminuida todavía algunos leonelistas conservan ciertas posiciones en el gobierno, tanto aquí como en el servicio exterior, y desde el litoral del ex presidente Fernández se teme que en cualquier momento se desate contra estos  una “cacería”.

Esta “barrida” de las caras leonelistas en posiciones públicas se estaría produciendo tan pronto el ex jefe de Estado abandone las filas del PLD, como se proyecta.

Anuncios