Relaciones con China, Beneficios colaterales

Por Carlos McCoy sábado 21 de septiembre, 2019

Cuando el primero de mayo del 2018, se anunció oficialmente que la República Dominicana y La república Popular China establecían formales relaciones diplomáticas y comerciales, cosa que ya habían hecho Los Estados Unidos de América hacia 39 años, se oyeron voces, tanto en la oposición como dentro del mismo partido de gobierno.  Objetando este importante paso.

Esgrimían entonces, que esa acción era muy arriesgada, pues podríamos incomodar al coloso del norte y que éste reaccionara con drásticas sanciones contra nuestro país.

En aquella ocasión, nuestra opinión fue que la decisión del presidente Danilo Medina de romper lazos con Taiwán y abrir relaciones con el gigante asiático era una medida correcta.

Dijimos que el hecho de estrechar las relaciones sino dominicanas, no quería decir que romperíamos con nuestro tradicional y principal socio comercial.

Todo lo contrario.  Argumentamos que este paso, les abriría los ojos a “los americanos” pues este era otro movimiento oriental hacia la conquista de los mercados latinoamericanos.

Poco antes ya lo habían hecho Panamá, Uruguay, Ecuador, Venezuela, Chile, Bolivia, Costa Rica, Cuba y Perú.

Hoy, leemos en los periódicos nacionales la grata noticia, de que los Estados Unidos, están sumamente interesados en construir una terminal en la bahía de Manzanillo en Montecristi y una planta generadora de energía a base de gas natural, en la misma región y ya avanzaron un millón doscientos mil dólares para los estudios de factibilidad.

Esta información, no pudo haber sido mejor y más oportuna, ya que los generadores eléctricos nacionales, han comenzado con sus “cíclicos” apagones financieros, para seguir chantajeando y presionando al gobierno.

Con este anuncio y la entrada en funcionamiento el  próximo mes, de una de las plantas de Punta Catalina y la siguiente para el mes de diciembre, el panorama eléctrico en nuestro país cambia favorablemente, de vista al futuro.

El puerto de Manzanillo, un puerto con un calado profundo natural y una ubicación excelente, pues es el más cercano a la costa este de los Estados Unidos, siempre ha sido subutilizado.

Últimamente una compañía naviera danesa, comenzó a conectar la terminal de Manzanillo con algunos puertos del Báltico, incluyendo San Petersburgo, en Rusia.

El potencial de esta terminal es inmenso, pues no solamente serviría para el intercambio comercial por vía marítima de nuestro país con los Estados Unidos y todo el norte de Europa, sino que sería muy conveniente para hacer transbordo de los grandes cargueros que no pueden tocar los puertos de las pequeñas islas del caribe y de centro América.

Además, serviría como punta de lanza en el desarrollo turístico de esa hermosa región.  Una de la más pobre de nuestro país.

Estos son algunos de los beneficios colaterales de esa excelente decisión de establecer relaciones comerciales y diplomáticas con China.

Despertamos a nuestro somnoliento socio gringo.

¡Enhorabuena!

Por Carlos McCoy

Anuncios

Comenta