Reiteran postura asesinos Aquino Febrillet sean condenados a pena máxima

Por Carlos Luis Baron domingo 12 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La hija del asesinado exrector del Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) Mateo Aquino Febrillet Jessica Aquino Lapaix declaró que en lo referente a ella no existe ninguna posibilidad de negociar la memoria honorable de su padre, y que mantiene su determinación de que Blas Peralta y los demás imputados por la muerte de su padre sean condenados a la pena máxima.

En una declaración emitida al cumplirse el sábado el primer aniversario del asesinato de su padre, Aquino Lapaix, quien es abogada, subrayó que el crimen la encontró residiendo en Estados Unidos, junto a sus hijos de 9 y 11 años de edad y únicos dos nietos de su padre.

"Mi situación familiar me ha impedido seguir de manera presencial el proceso judicial seguido a los responsables del asesinato de mi progenitor, manteniéndome sin embargo dando estrecho seguimiento al excelente trabajo ético y profesional de los abogados que me representan, encabezados por mi tío el licenciado Danilo Lapaix", expresó.

Agregó que ella estuvo presente en la audiencia de la medida coerción, y que sus representantes han estado presentes en todas y cada una de las 15 audiencias que hasta el día de hoy se han conocidos en contra de los responsables del abominable asesinato de su padre.

Aquino Lapaix dio un voto de reconocimiento al desempeño del Ministerio Público a lo largo del proceso, representado personalmente por la magistrada procuradora fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reinoso Gómez, quien ha asumido con la responsabilidad que la caracteriza y que amerita un caso de acción pública.

Sobre la responsabilidad con que ella y sus abogados han seguido el proceso, recordó que fueron ellos quienes en fecha 16 de junio 2016 alertaron sobre el inminente retiro de querellas por parte de algunas de las víctimas y querellantes, lo que fue confirmado con el retiro de la querella por parte de Edward Montás Lorenzo, y luego Joel Antonio Soriano Ramírez, quien al momento del asesinato de Mateo lo acompañaba como chofer.

Sostuvo que con el temple y la prudencia que demanda la gravedad del caso, denuncio públicamente las tácticas dilatorias de los imputados para darle largas al proceso previo al juicio de fondo.

"Aseguro a la sociedad dominicana que admiro a mi padre, que no habrá salida salomónica ni transacción alguna para negociar la pérdida irremplazable de mi padre, ni su memoria honorable", puntualizó en nota de prensa.EFE