Reforma a la Ley 87-01 contra el reloj

Por Balbueno Medina lunes 22 de agosto, 2022

Al pasar la primera legislatura del Congreso Nacional correspondiente a este año, la Comisión Bicameral, deberá abocarse a revisar todo lo conocido hasta el momento con relación a las propuestas que se han hecho de reforma a la Ley de Seguridad Social, que tantos inconvenientes ha dado a las Cámaras Legislativas.

Pese a que se había anunciado que los legisladores habían avanzado en el consenso para la aprobación de la tan anhelada reforma a la Ley 87–01 y que para junio iba a ser presentada para el debate de las Cámaras Legislativas, no fue posible por razones no explicadas, ahora las circunstancias serán dolorosamente diferentes porque nos encontramos al inicio de una campaña política que luce extremadamente muy competitiva y el Congreso Nacional será uno de los escenarios de mayor debate sobre los temas controversiales de la agenda nacional.

Sin lugar a dudas, por tratarse de ser uno de los temas más sensitivos de la sociedad dominicana, el de la Seguridad Social definitivamente estará entre los principales a debatir por la clase política del país, lo que nos hace suponer que suscitará grandes debates cuando sea sometido al conocimiento de las Cámaras de Diputados y Senadores.

Si de verdad, los legisladores se encuentran comprometidos con la aprobación de las reformas a la ley 87–01, deberían apurar el paso en estos días iniciales de la segunda legislatura del año y someter a las Cámaras Legislativas las propuestas consensuadas para garantizar que las mismas sean aprobadas y no corran el riesgo de ser abortadas por la ola de la campaña política que nos vendrá próximamente con la virulencia que la estamos percibiendo desde temprano.

Y como hemos afirmado, en otras entregas de los artículos que venimos publicando sobre el Sistema Dominicano de Seguridad Social, la población dominicana no se puede hacer ilusiones en torno a lo que algunos sectores habían propuesto sobre la eliminación de las ARS y las AFPs, ya que las mismas permanecerán y en la Comisión se ha buscado un bajadero que les permitirá seguir subsistiendo y siendo parte importantes del Sistema de Seguridad Social de la Republica Dominicana.

No obstante, existe el consenso en los sectores con capacidad de iniciativa legislativa de que la actual conformación del Consejo Nacional de la Seguridad Social, será reformado porque constituye la principal retranca del avance de la Seguridad Social de la Republica Dominicana por la capacidad de veto que poseen varios de los actores que lo integran impidiendo de esa manera la aprobación de importantes iniciativas que convienen a la población dominicana.

Ojalá que nuestro razonamiento llegue hacia los legisladores y piensen en la enorme cantidad de dominicanos que en estas más de dos décadas que lleva de existencia el Sistema Dominicano de Seguridad Social, han sufrido en carne propia las ineficiencias y las precariedades de los malos servicios que han recibido para que aceleren las reformas que demanda la mayoría del pueblo dominicano, antes de que concluya la actual legislatura ordinaria del Congreso Nacional.

 

Por Balbueno Medina

Comenta