Reflexiones sobre el voto automatizado

Por Víctor Manuel Peña jueves 26 de septiembre, 2019

La prueba del voto electrónico se hará realmente en las primarias abiertas del 6 de Octubre que llevará a cabo el PLD usando el padrón de electores de la Junta Central Electoral, lo que significa que la JCE es el árbitro legal de este proceso de primarias.

Lo que nos indica que el nuevo sistema o procedimiento de votación electrónico implica per se grandes riesgos para la democracia, el sistema de partidos y el país.

El nuevo procedimiento de votación electrónico ha de ser aplicado por la JCE en una sociedad que no es digital como la dominicana.

El problema no es solo que no somos una sociedad digital, sino que las pruebas y ensayos para validar este nuevo sistema de votación han sido realmente muy insuficientes.

¿Cuál es el contexto o la realidad nacional en el que o en la que se piensa aplicar este nuevo sistema de votación electrónico?

En la dura y amarga realidad que tenemos hay todavía una elevada tasa de analfabetismo que se mueve entre un 5 y un 15 ó 20%. Los analfabetos nominales, los que no saben leer ni escribir, son aún una proporción demasiado alta de la población dominicana.

El nuevo sistema de votación electrónico requiere por necesidad que el elector o votante sepa leer. Y ahí viene una contradicción: los que no saben leer ni escribir que son ciudadanos tienen derecho a elegir y ser elegidos de acuerdo a la Constitución pero no podrán ejercer el derecho al voto porque no saben leer.

¿Cómo en el marco del nuevo sistema de votación electrónico la JCE resolverá esta contradicción?

Pero si bien la tasa de analfabetismo nominal es alta aún en la sociedad dominicana también es muy alta la tasa de analfabetos funcionales.

Los analfabetos funcionales saben leer y escribir nominalmente pero tienen problemas estructurales para interpretar un párrafo, analizar una idea o escribir coherentemente una idea en un párrafo.

En medio de esa cruda realidad, la Junta Central Electoral ha llevado a cabo al día de hoy dos simulacros nacionales que han sido verdaderos fracasos en términos de la participación de la población electoral.

En el segundo simulacro nacional apenas participó el 2.21% -o 2.34%- de la población electoral (163800 electores de siete millones que tiene el padrón de electores), lo que significa que ese simulacro fue un fracaso total.

Pero aparte de eso la Junta Central Electoral no ha llevado a cabo una verdadera y permanente campaña de educación electoral para enseñar a los ciudadanos a votar conforme al nuevo procedimiento de votación electrónico.

Otro problema es que la mayoría de los electores consideran que en estas primarias abiertas del PLD solo votarán o podrán votar los que están organizados en dicho partido.

El nuevo sistema de votación tiene riesgos mayores una vez concluya el proceso de votación a las cuatro de la tarde del domingo 6 de Octubre.

Esos riesgos estarán presentes aun cuando se está haciendo una auditoría a los equipos y a los softwares por parte de tres universidades privadas y del ITLA.

Estados Unidos, una sociedad digital y única potencia global, su sistema de votación electrónico estuvo expuesto a la interferencia de los hackers rusos, que según investigaciones hechas al efecto esa interferencia de los hackers rusos logró finalmente alterar o adulterar los resultados de las elecciones en que resultó electo Donald Trump.

Se dice que el gran favorecido por esa adulteración de los resultados de las elecciones presidenciales en el 2016 fue Trump.

¿Si eso fue posible en una potencia digital como Estados Unidos, qué no podría ser posible en una sociedad no digital como la dominicana que está haciendo pininos en materia de votación electrónica?

Todo es posible!

Y considero que la Junta Central Electoral debe dar plena garantía al país de que las primarias del 6 de Octubre serán totalmente transparentes, limpias y diáfanas y de que no hay posibilidad de que se cuele el fraude electrónico en esas primarias.

Todo parece indicar que los contrarios a Leonel en este proceso de precampaña electoral son capaces de cualquier cosa.

El voto manual debe ser computado primero que el voto electrónico.

Con la fuerza del pueblo Leonel ganará con amplia ventaja y aplastará la posibilidad de un fraude electrónico.

AUTOR: Dr. Víctor Manuel Peña

Anuncios

Comenta