Reflexiones en el 16 aniversario de la muerte de Juan Bosch

Por José Pérez Méndez viernes 3 de noviembre, 2017

Al cumplirse 16 años de la muerte física del Profesor Juan Bosch me propongo escribir algunas reflexiones sobre el significado de su vida y de su obra para la generación del presente y del futuro.

Hoy día el Profesor Juan Bosch tiene más simpatizantes que los que tuvo en vida mientras ejercía la política en la República Dominicana. Quienes le adversaban en su momento  ahora dicen ser sus admiradores.

Creo que es normal que en el fragor de la lucha política a un líder lo critiquen y lo descalifiquen aunque tenga la razón, porque la política es una lucha de ideas y de intereses al mismo tiempo, y cada quien defiende el suyo y ataca al contrario.

Lo que a nadie se le ocurre  pensar y aceptar es que las razones por las cuales al Profesor Juan Bosch lo descalificaban son las mismas por las cuales lo hacen ahora contra el Dr. Leonel Fernández y otros líderes del PLD: la lucha por el poder.

El escenario que le tocó vivir al Profesor Juan Bosch se caracterizó por el autoritarismo, el conservadurismo, la falta de libertad y de democracia, y sobre todo por las injusticias sociales y la exclusión. El profesor Juan Bosch luchó contra todos esos males y fue duramente combatido por los líderes del status quo y el sistema imperante.

Sus ideas estuvieron muy adelantadas a la época y su ejecución no era factible en el escenario imperante, y como el presente no le pertenecía pues lo aprovechó para construir el futuro. Juan Bosch fue un visionario que sacrificó el acceso al poder en el período de la guerra fría por mantenerse firme a sus principios.

De un hombre con tanto talento y vocación de servicio a su patria fue que surgió la idea de fundar un partido como el PLD,  que en sus cuatro períodos de gobierno ha sabido gobernar el país con la altura que requieren los nuevos tiempos.

Los que no entendieron ni siguieron ni apoyaron al Profesor Juan Bosch en su momento tampoco pueden entender ni seguir ni apoyar al PLD en este momento cuando dirigido por el liderazgo de relevo gobierna el país por casi cuatro períodos consecutivos.

Los gobiernos del PLD han superado a todos los otros gobiernos que ha tenido el país en su historia pero los adversarios prefieren cerrar los ojos a las grandes realizaciones y buscar lo que ellos entienden que es negativo para no solo criticar sino descalificar al PLD, a sus gobiernos y a sus líderes actuales.

Será necesario que el PLD salga del poder para que sus adversarios tengan que  reconocer el éxito de sus gestiones de gobierno y le den a sus líderes el reconocimiento que merecen por el buen manejo que han hecho del poder.

Los que tuvimos la oportunidad de haber sido parte de la construcción del PLD sabemos lo difícil que era defender a Juan Bosch de las acusaciones que les hacían sus adversarios, y eso es lo mismo que vemos hoy con respecto a nuestros líderes, nuestros gobiernos y sus realizaciones.

Solo de la mente de un hombre de tan alto estándar  podía salir la idea de la construcción de un partido que  reflejara su grandeza y su capacidad. En los gobiernos del PLD hay grandeza  y calidad  como la que enseñó y practicó el Maestro.

Al igual que lo hicieron durante el gobierno de Juan Bosch,  los adversarios se fijan en lo que no se hace o en lo falta por hacer en vez de valorar lo que se ha hecho y lo que se está haciendo. Le corresponderá a las futuras generaciones juzgar por sus resultados a los líderes que relevaron al  Profesor Juan Bosch y sus obras de gobiernos.

El Autor es Ingeniero y Reside en New York.

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar