Reelección de Evo Morales moviliza a sus partidarios y a quienes la rechazan

Por lunes 20 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, LA PAZ.- Los partidarios del presidente de Bolivia, Evo Morales, se movilizarán este martes para ratificar su intención de promover una nueva candidatura del mandatario en 2019, mientras que sectores opositores también se manifestarán exigiendo respeto al referendo en el que esa posibilidad ya fue rechazada hace un año.

Las movilizaciones de quienes rechazan la nueva postulación de Morales y de los que la defienden se efectuarán este martes en varias ciudades capitales, pero en horarios distintos para evitar enfrentamientos entre ambos bandos, confirmaron hoy por separado los organizadores de estas actividades.

En La Paz, quienes exigen respeto a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016 se movilizarán en la tarde en la plaza Mayor de San Francisco, dijo a Efe un integrante del colectivo Fuerza Ciudadana, Ilya Fortún.

"Es una movilización ciudadana que nada tiene que ver con la política partidaria o tradicional, es una fiesta democrática, de celebración, de conmemoración a lo que consideramos una tremenda victoria ciudadana sobre el régimen hace un año y no responderemos a ningún tipo de provocación", sostuvo Fortún.

Sobre las movilizaciones oficialistas, el ministro de Gobierno (Interior), Carlos Romero, dijo que serán una "reivindicación para el presidente Morales" ante la supuesta trama de mentiras promovidas por la oposición para afectar los resultados del referendo del 2016.

"Montaron una mentira monumental que le hizo mucho daño al debate político, a la democracia y por eso nos vamos a movilizar hoy y mañana en diferentes ciudades capitales", afirmó la autoridad.

Estas manifestaciones permitirán mostrar la "fortaleza del proceso" que lidera el mandatario y "reivindicar la verdad", agregó.

En el referendo de 2016, el 53,1 % de los bolivianos votó en contra de una propuesta oficialista para modificar el artículo 68 de la Constitución con el propósito de habilitar la candidatura de Morales en las elecciones de 2019.

El argumento oficialista para rechazar los resultados de la consulta fue que la población votó engañada por una supuesta mentira montada por opositores en torno a la relación que tuvo Morales con Gabriela Zapata, quien hasta el año pasado trabajó para la empresa china Camce, beneficiada con millonarios contratos estatales.

Zapata está en prisión acusada de delitos económicos y de haber intentado hacer creer que tenía un hijo con el mandatario.

La argumentación oficialista es que todo el escándalo sobre la expareja de Morales fue inflado para dañar al gobernante y es ahora una justificación para defender otra candidatura del presidente.

El oficialismo ha bautizado el 21 de febrero como "Día de la Mentira" y promueve una fuerte campaña en medios de comunicación y redes sociales con ese mensaje, mientas que quienes exigen respeto al resultado del referendo sostienen que tal fecha debe conmemorarse como el "Día de la Democracia".

En declaraciones difundidas el domingo por el canal privado ATB, Zapata acusó desde prisión al líder opositor Samuel Doria Medina de haberla manipulado para perjudicar políticamente al gobernante, un argumento que fue expuesto antes por las autoridades y que el también empresario ha rechazado siempre.

En declaraciones a la radio Éxito, Doria Medina calificó de "absurdo" el programa en que transmitieron las declaraciones de Zapata y acusó al partido gobernante de utilizar a la mujer "para tratar de distraer" la atención.

"Lo que a todos los bolivianos les interesa es saber si el presidente Morales reconoce lo que la población votó el 21 de febrero (…) le interesa saber si va a cumplir con la Constitución, eso es lo importante, no lo que dice la señora Zapata que cambia de versión cada vez", afirmó Doria Medina.

Apple Store Google Play
Continuar