Recordar a Erasmo con alegría, como él quiso ser recordado

Por Juan Manuel Morel Pérez

En algún momento Bertolt Brecht  dijo “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles”, por lo que yo me atrevería hoy decir que aquellos amigos que aman la vida, son solidarios y no se detienen son los inmortales, uno de ello, lo es Erasmo Vásquez Henríquez, no tan solo un gran médico, maestro y ser humano, sino el protector de sus amigos el consejero de todos.

Coincidir por casi tres décadas en este paso biológico llamado vida, con Erasmo se puede decir que es una bendición, de el aprendí que por sin sentido que sea un planteamiento, tiene lógica e importancia, nunca podremos olvidar las peñas sabatinas, donde nos ponía al tanto de la evolución de su libro Luces del recuerdo y sobre todo tres al igual que el inmortales no podían quedarse en ningún “conversao” conmigo Amín Abel, Otto Morales y Maximiliano Gómez.

Pasaran décadas y cada día conoceremos nuevos testimonios de los gestos de solidaridad que emprendió el eterno Erasmo, quien me adelanto su no temor a la muerte un sábado cualquiera en el patio intermedio de la UASD en Santiago, donde acudió por invitación nuestra a una exposición grafica-testimonial de la vida de Amín Abel, en donde nos recordó aquella tarde que en el vuelo de la facultad de medicina en la sede central de nuestra alma mater el estruendo de un rayo disgrego a todos menos al titán de Amín que no se inmuto y les dijo que su comportamiento era  porque tenía el problema resuelto entre la vida y la muerte y que así como Amín, el –Erasmo- tenía ese problema resuelto, por eso imagino que en ese lucha entre seguir con nosotros o pasar a la eternidad, te mantuviste sereno, porque eso lo tenías resuelto, pero sobre todo convencido de que tu legado, no terminaría con tu partida porque tus amigos, hijos, estudiantes y demás familiares, lo seguiremos hasta la victoria Siempre y ese será por siempre nuestro compromiso Camarada Erasmo y sobre todo que te recordaremos con la misma alegría que nos diste porque allí donde haya Alegría, solidaridad, buen juicio y  lucha democrática estará presente.

Por  Juan Manuel Morel Pérez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar