Reconocen profesora meritoria en Montecristi

Por El Nuevo Diario lunes 11 de junio, 2018

VILLA ELISA, Montecristi.- Autoridades Educativas y el Ayuntamiento del Distrito Municipal de Villa Elisa en esta provincia, realizaron un histórico acto cívico para rendir homenaje a la educadora Esperanza Ramírez de Cárdenas (Danga), del quien hoy el liceo local lleva su nombre en honor a sus 44 años viviendo en esta zona en la que se mantuvo siempre activa en todas las actividades de la comunidad, tanto en el ámbito social, económico, religioso, político y cultural.

Como parte de su labor comunitaria, Esperanza Ramírez, preparaba discursos para las actividades políticas, culturales y festivas de la comunidad.

Participaba enteramente en las acciones de la iglesia, creando el personaje de Judas Iscariote en Semana Santa; además de ser una de las organizadoras de las Fiestas Patronales de Nuestra señora de Las Mercedes; organizando los reinados y juegos populares entre otras cosas. Su liderazgo fue determinante en la reconstrucción de la Iglesia de Villa Elisa; a la cual asistía fielmente como devota de la Virgen María.

Durante el acto de reconocimiento se develizó el mural informativo del Liceo Centro Educativo Juliana Esperanza Ramírez, en la cual la directora Quisqueya Peña dio las gracias en nombre de la comunidad educativa, señalando que “en 1982 nuestra homenajeada ingresó a la Escuela Primaria de Villa Elisa como maestra en la rama de educación para el hogar; materia que impartió por más de 20 años.  Uno de los motivos por el cual hoy este plantel lleva su nombre en su honor.

Las palabras de motivación fueron pronunciadas por el Síndico, Víctor José Crespo, quien empezó diciendo que Esperanza Ramírez de Cárdenas (Danga), transmitía alegría, paz y amor. Fue, además una luchadora incansable por su pueblo. “Por eso es tan importante que el Liceo Secundario de nuestra comunidad lleve su nombre”.

El reverendo párroco de la Iglesia de Villa Elisa Gregorio Reyes bendijo la actividad en la que destacó el don de servicios y las cualidades que adornaban a Danga, explicando que, aunque no la conoció personalmente, debido a que llegó a la comunidad después de su muerte, las obras y los hechos demuestran que ella no trabajó en tierra de nadie, sino que sus enseñanzas y sus trabajos realizados por ellas, lo dicen todo.

Andriel Cárdenas Espinal, uno de sus nietos leyó la biografía en la que resaltó que su abuela nació en Villa Lobos el 20 de diciembre de 1934, hija del matrimonio entre Rafael Ramírez (Titino) y María Guzmán.

Indicó que ella fue modista de profesión; pero sobre todo fue Maestra por vocación.  Además de a su profesión de costura, se dedicó a practicar otras artes como bordados, tejidos, pinturas y el arte culinario.

Dijo que desde muy pequeña ella sintió una gran pasión por el arte y la cultura, participando desde la niñez y la adolescencia en las famosas veladas que se celebraban en Villalobos; costumbre que llevó consigo a Villa Elisa cuando en 1959 contrajo matrimonio con Rafael Cárdenas. De ese matrimonio procreó una familia de siete hijos del vientre y dos hijos adoptivos.

Era amante de la música tanto contemporánea como los ritmos más modernos desde lambada, bachata, merengue, regué; sin dejar de mencionar los boleros que eran su gran pasión. Era capaz de improvisar poemas a manera jocosa de cualquier situación que se presentara ya que se caracterizó por ser una poetisa innata.

Sus hijos Manolo, Rafaelito e Yllerene dieron las gracias a los presentes y a las autoridades; exaltaron la memoria de su madre diciendo que ella fue siempre revolucionaria, alegre, amante de la política y militante de la vida, que participaba en todo cuanto acontecía en la comunidad.  Dijeron que en 1980 fue promotora de Profamilia y que en su continuo afán de superación realizó estudios de pintura y repostería afianzando sus conocimientos para ponerlos al servicio de la educación y la comunidad.

Agradecieron, además, la presencia de los miembros de la Asociación Pro-Desarrollo de Villa Elisa; Inc. (APRODEVE) y recordaron que su madre fue Presidenta de la Asociación durante el periodo 1996-1998. En su gestión se construyó el Parque Infantil de la Paz, dedicado a los jóvenes Voluntarios del Cuerpo de Paz que han servido en Villa Elisa. También se construyó la Biblioteca Pública Eduardo Guzmán. Además, indicaron que ella fue una de las fundadoras del Centro de Madres de Villa Elisa.

Como una muestra de cariño la comunidad se volcó a celebrar el reconocimiento. Entre los presentes, mayoritariamente jóvenes del Liceo Esperanza Ramírez de Villa Elisa, entonaron íntegramente las notas gloriosas del Himno Nacional, cantaron una canción y declamaron un acróstico de su nombre.

A la actividad asistieron además la doctora Vicky Muñoz (Encargada de la Policlínica); Lic. Miguelina Santos (Directora Escuela Primaria) y la Lic. Quisqueya Peña (directora del Liceo), el señor Rafael Sánchez (Don Fito), también sus hijos: Víctor Manuel (Manolo); Lucila Esperanza (Luchy); Livio; Yllerene; Willian y Rafael Cárdenas (Rafaelito).

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar