Re:Common afirma en 2050 Europa dejará de usar plantas a carbón

Por Ramon Ramos miércoles 23 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El director del programa  Re:Common, Antonio Tricarico, afirmó que hay un compromiso en Europa de “descarbonizar” todas las plantas, incluidas las que funcionan con gas y otros carburantes fósiles.

Sostuvo que para el año 2050 ese objetivo debe estar cumplido; y agregó que ha sido positiva la producción de energía limpia en Europa.

Tricarico,  junto  al periodista Luca Manes, giró una visita de cortesía al director de El Nuevo Diario, Persio Maldonado, y citó que Italia en tres años instaló 7 mil mega de energía solar, equivalente a 10 plantas de Punta Catalina.

Expresó que toda esa energía entra al sistema energético del país y que es distribuida a través de los techos de las viviendas.

En cuanto a la energía Atómica, dijo que  económicamente esta no funciona en Europa, y que solo hay una planta que está planificada en Inglaterra.

Expresó que el promedio de las platas que producen energía en los países de Europa son de gas, carbón y energía Eólica.

Tricarico indicó que en la parte norte de Europa se produce mucha energía eólica; añadió que el precio de la energía solar, ahora, es muy competitivo con el del Carbón.

Expresó que para muchas empresas es una transformación del propio negocio, y que necesitan de un poco de tiempo, aunque, reconoció que hay resistencia de algunas compañías.

Además, dijo que hay una nueva legislación ambiental y específicamente sobre emisiones, y tras advertir  que la mayoría de las plantas a carbón van necesitar mucha inversión en los próximos años, y que va tener un costo muy alto, que puede ser de 100 millones de euros para cada planta.

Aseguró que no hay futuro para las platas a carbón en Europa, porque va tener un costo muy elevado.

Manifestó que el mundo financiero ha empezado a limitar el apoyo financiero, y que también hay un nuevo acuerdo OSCE para toda las agencias públicas, como la Sache (entidad financiera) que va a prohibir financiar plantas como Punta Catalina.

Punta Catalina es una tecnología vieja y obsoleta 

Tricarico afirmó que Punta Catalina es una tecnología vieja y obsoleta que es muy forzada para los intereses de todos los dominicanos.

Dijo que hay muchas preguntas, como por ejemplo: ¿Por qué otra tecnología más  presentable y eficiente no llega  a la República Dominicana?

Igualmente, en alusión a la energía renovable, se preguntó por qué si los precios están muchos más bajos en Europa no llegan aquí (Santo Domingo).

Expresó que la institución que él dirige  trabaja con otras instituciones europeas en el tema del carbón.

“Creo que en Europa hay un contexto diferente ahora”, adujo.

Indicó que hay muchos casos de oposición de la población local contra la planta a Carbón.

No hay muchas minas de carbón en Europa, principalmente en Polonia, y esto algo muy sentido.

Expresó que esto ha generado en los últimos 10 años mucho trabajo en la comunidad científica para generar un consenso científico sobre los impactos de conmoción del carbón sobre la salud en las personas.

Explicó que las personas que viven cerca  y en los alrededores de una planta a carbón pueden tener graves afecciones de salud.

Indicó que se ha generado una conciencia en algunas instituciones públicas, empresas privadas y gobiernos, sobre la necesidad de eliminar la utilización del carbón.

La discusión en Europa de cuándo se van a dejar de usar las plantas a carbón es intensa, porque hay resistencia de algunos países y grupos económicos.

Sin embargo, dijo que los países de Europa Occidental han decidido terminar con el uso de la planta a carbón en un plazo de ocho años.

Manifestó que Francia dejará de usar las plantas a carbón para el año 2023, y que Italia lo haría para el año 2025-2030, ya que está renovando su parque energético.

También señaló que Alemania utiliza la planta a carbón, pero está muy avanzada en la energía renovable y tiene compromiso con el cambio climático.

Manifestó que hay una discusión pública, ya que el segundo sindicato más grande de Alemania ha calculado cuál es el costo de reconvertir totalmente las platas de carbón a  energía renovable.

Indicó que Re:Common tiene también ese objetivo,  pues trabaja para producir un cambio estructural  en las finanzas y la gestión común natural, en solidaridad con los afectados directamente por un modelo de desarrollo injusto y perjudicial, tanto en los países del Sur como en Italia y el resto de Europa.

En Europa el Carbón es considerado como un mal, y hay un consenso científico de que ese mineral mata.

Indicó que hay casos públicos en Italia donde plantas a Carbón han sido intervenidas y cerradas por el Ministerio Público y de la Policía, al comprobarse de  que hay una conexión directa con las muertes de cientos de personas.

Indicó que el mundo empresarial y financiero tiene una sensibilidad sobre esos temas.

En Italia, la primera compañía energética Enel y la empresa energética española Endesa en toda América hay un compromiso descarbonizar todo, carbón, gas, petróleo

Señaló que Re:COMMON es una organización de la sociedad civil italiana que nació a raíz del movimiento anticorrupción conocido Manos Limpias que condujo en ese país a más 4 mil funcionarios corruptos a la cárcel.

Expresó que esa  organización se especializa en la transparencia de las inversiones financieras destinadas a infraestructuras en los territorios y a darles seguimiento para que las mismas sean amigables al medio ambiente.

Re:COMMON junto a otras tres organizaciones internacionales con sede en Europa, colaboraron en mayo pasado, para que los bancos europeos decidieran suspender el financiamiento a Punta Catalina, a causa del escándalo de corrupción de Odebrecht que también abarcó a este proyecto.

Manifestó que desde el año 2015,  Re:COMMON junto con BankTrack, Amigos de la Tierra, Urgewald y el CNLCC desarrollaron una campaña para que los bancos europeos abandonaran el financiamiento del carbón, tanto para minas como para producir electricidad, en todo el mundo, incluida la República Dominicana.

Como consecuencia de esta campaña internacional de estas organizaciones, desde el 1ero de enero de este año 2017, el Deutsche Bank, ING, Société Genérale, Banco Santander y Unicredit decidieron abandonar el financiamiento al carbón mineral.