Recomiendan mejorar la supervisión del personal de limpieza en hospitales

Por El Nuevo Diario lunes 20 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-  Un estudio que analiza el cumplimiento de las normas de bioseguridad del personal de limpieza en hospital de autogestión y centralizado, recomienda que en estos dos modelo de gestión hospitalaria mejoren la supervisión directa de los colaboradores de limpieza para que puedan comprender la importancia de utilizar correctamente sus barreras de protección y utensilios de trabajo.

El estudio sustentado por las doctoras Cinthia Alegría Blanco y Karla M. Bello Viñas, para optar por el título de magister en Gerencia Moderna de la Salud, impartida en la Universidad Católica Santo Domingo (UCSD) revela que en el Hospital Docente Universitario Doctor Darío Contreras no dan una inducción a la hora de ser contratado algún personal que se dirija al área de limpieza, pero sin embargo afirman que hacen planificación e intercambios con universidades para dar charlas sobre la importancia de la seguridad personal y de cómo recolectar los desechos.

La investigación se hizo para determinar el cumplimiento de las normas de bioseguridad por parte del personal de limpieza en el  hospital Traumatológico Doctor Ney Arias Lora y del hospital Doctor Darío Contreras de la República Dominicana, en el periodo julio-agosto 2017.

El objetivo general de esta investigación fue analizar el cumplimiento de las normas de bioseguridad  del personal de limpieza de los dos hospitales que funcionan bajo el sistema de autogestión y centralizado, respectivamente.

Consideran que para poder reducir los factores de riesgos laborales procedentes de agentes patógenos es primordial cumplir con las normas y protocolos de bioseguridad, para cualquier empleado del área de la salud, quienes deben tener un nivel adecuado de conocimiento sobre la importancia de la bioseguridad y los riesgos que puede padecer al no tener las precauciones contundentes.

Entienden que las instituciones son responsables del cuidado de sus empleados, ya que estos deben de velar por el bien común y el buen manejo de los recursos de dicha institución. Es importante que estos como medida de prevención y reducción de accidentes laborales tengan a su disposición un equipo de capacitación y retroalimentación continua.

Sostienen que en la encuesta se observa que en ambos hospitales saben sobre cómo deben de recolectar los desechos y su clasificación, pero en la observación estos no cumplen con criterio lo expuesto.

Las doctoras Alegría Blanco y Bello Viñas en su estudio aseguran que los mayores reportes de accidentes laborales en el hospital del modelo de autogestión, Ney Arias Lora, son de agujas y agujas huecas, cuando el departamento de riesgo laboral recibe un reporte estos llenan un formulario interno donde se describe lo sucedido y luego se le da el seguimiento correspondiente, mientras que en el Hospital del modelo centralizado, Darío Contreras no ha recibido reportes por parte de este personal.

Consideran  que es necesario comprender como instituciones que prestan servicios de salud a una parte importante de la sociedad, que parte primordial de la calidad es el cuidado de sus colaboradores y concientización de la no propagación de enfermedades y de la reducción de accidentes laborales.

En la investigación recomiendan al departamento de mantenimiento junto al departamento de recursos humanos deben de fortalecer la capacitación y ofrecer retroalimentación continua directa con los empleados, por medio de cursos-talleres sobre protección y bioseguridad.

Asimismo, que  el departamento de mantenimiento de ambos hospitales se recomienda crear un manual sobre el correcto uso y la importancia de las barreras personales y crear normas propias del hospital.

De igual modo, sugieren al gerente del departamento de mantenimiento hacer evaluaciones periódicas de cómo está el nivel de conciencia del colaborador sobre la importancia de su cuidado personal, la cual debe ser evaluada por los supervisores directos, y realizar las retroalimentaciones a partir de las debilidades encontradas.

En las conclusiones y recomendaciones de la tesis solicitan a los departamentos de mantenimiento, epidemiologia y riesgo laboral, incluir dentro de las capacitaciones del personal de limpieza los riesgos a los que están expuestos de no tener una buena higiene y no utilizar la debida protección en su jornada laboral.

Entienden que  en ambos hospitales al gerente de recursos humanos se recomienda contar con un supervisor por área, para mejorar la supervisión directa a los colaboradores de limpieza, así como al departamento de recursos humanos y de mantenimiento, incentivar y motivar al colaborador sobre la importancia de sus servicios para la institución.

Recomiendan al gerente de epidemiologia del Hospital Docente Universitario Darío Contreras concientizar al colaborador sobre la importancia de reportar algún accidente ocurrido en su jornada laboral, y que la misma cree formularios de reportes internos para dar un mejor seguimiento a los casos que surjan.

De igual modo, al Hospital Docente Universitario Doctor Darío Contreras al gerente y supervisor se recomienda suplir sin falta los utensilios necesarios para la correcta recolección de los desechos y suplir la correcta protección de barreras personales a los colaboradores de limpieza.

La investigación tiene un diseño de tipo no experimental,  de corte transversal, sin manipular las variables, debido a que la investigación se realizo en un momento único de la investigación. Tiene un alcance descriptivo de enfoque cuantitativo porque hubo una medición numérica de los indicadores estudiados que van a dar respuestas a los objetivos planeados.

 La población de estudio estuvo comprendida por 75 colaboradores de limpieza del Hospital Traumatológico Doctor Ney Arias Lora de la cual se extrajo una muestra de 12 personas de limpieza y 55 colaboradores de limpieza del Hospital Docente Universitario Doctor Darío Contreras de la cual se extrajo una muestra de 13  personas de limpieza, un encargados recursos humanos, un gerente de mantenimiento, un encargado de riesgo laboral / epidemiología de los hospitales.

La investigación tuvo como finalidad analizar el cumplimiento de las normas de bioseguridad del personal de limpieza de un hospital de autogestión y un hospital centralizado, identificar el procedimiento de inmunización del personal de limpieza, el proceso de capacitación y sensibilización sobre bioseguridad en el personal de limpieza, determinar el procedimiento de clasificación de los desechos, así como determinar riesgo laboral por el incumplimiento de las normas de bioseguridad por el personal de limpieza, e identificar el uso de barreras personales y manipulación de desechos hospitalarios.

El 61.5 por ciento de la población trabajadora en el Hospital Traumatológico Doctor Ney Arias Lora es femenino y el 38.5 por ciento está comprendido por colaboradores masculinos, en el Hospital Docente Universitario Darío Contreras la población femenina está comprendida por un 92.3 por ciento y la población masculina por un 7.7 por ciento, donde podemos concluir que la población predominante en esta área es femenina.

El nivel educativo en esta población es de un 76.9 por ciento en el nivel primario y bachiller de un 23.1 por ciento en el hospital Doctor Darío Contreras, de un 61.5, 23.1 y 7.7 por ciento para el bachiller, nivel primario y técnico respectivamente en el Hospital de autogestión.

Asimismo, el 100% afirma que regularmente recibe charlas y entrenamientos sobre bioseguridad, el 100% clasifica los residuos hospitalarios recolectados, el 92.3% clasifica los desechos infecciosos y el 7.7% no lo realiza.

Mientras que el 100% utiliza funda de color rojo para los desechos hospitalarios como cura, material quirúrgico desechables de quirófanos y laboratorio, el 100% utiliza recipiente rígido de color rojo para colocar los objetos corto punzantes, el 100% utiliza bolsas plásticas de color rojo para colocar los residuos sólidos y desechos hospitalarios y el 100% utiliza recipiente hermético de color rojo para depositar residuos sólidos y desechos hospitalarios no anatómicos.

De igual modo, el 100% utiliza bolsas plásticas para colocar los residuos en estado líquido y sólido un 92.3% utiliza un carrito exclusive como medio de transporte para llevar los desechos al lugar de destino, para traslado de los desechos y residuos recolectados utilizan el pasillo común el 76.9%, y el 84.6% del personal dicen depositar los desechos recolectados en un contenedor común.

En el Ney Arias Lora el 92.3% utiliza gorros, el 69.2% utiliza guantes, el 38.5% usa guantes de latex, el 100% utiliza uniforme, el 92.3% utiliza zapatos cerrados y el 84.6% utiliza mascarilla, el 100% de los encuestados dice ser suficientes los materiales suplidos por el hospital, como guantes, mascarilla y gorros, al concluir la jornada laboral el 100% de los colaboradores desecha el gorro y la mascarilla, el 69.2% deposita la ropa para su posterior desinfección, el 46.2% se baña antes de salir de su jornada laboral, el 100% se lava las manos y usa manito limpia, el 76.9% se quita los utensilios de trabajo y un 38.5% se lleva su ropa al terminar su jornada laboral.

Sin embargo, la investigación realizada en el Hospital Docente Universitario Doctor Darío Contreras revela que el 92.3% que labora en la institución es femenino, el nivel educativo del 76.9% es primario, el 92.3% afirma conocer los reglamentos de los desechos hospitalarios, un 69.2% confirma haber recibido capacitación y sensibilización sobre bioseguridad.

Asimismo, el 69.2% afirma que regularmente recibe charlas y entrenamientos sobre bioseguridad, el 100% afirma clasificar los residuos hospitalarios recolectados, un 58.3% clasifica los desechos infecciosos, un 25% clasifica los desechos comunes y un 16.7% dijo que clasifica los desechos en residuos infecciosos, residuos especiales, residuos comunes y residuos radioactivo, el 100% utiliza funda de color rojo para los desechos hospitalarios como cura, material quirúrgico desechables de quirófanos y laboratorios.

El 92.3% utiliza botella plástica para desechar los objetos corto punzantes, el 100% utiliza bolsas plásticas de color rojo para colocar los residuos sólidos y desechos hospitalarios. el 69.2% utiliza recipiente hermético de color rojo para depositar residuos sólidos y desechos hospitalarios no anatómicos y un 30.8% afirma que no deposita los desechos en envase hermético. el 100% utiliza bolsas plásticas para colocar los residuos en estado líquido y sólido.

Mientras un 76.9% utiliza un carrito exclusivo como medio de transporte para llevar los desechos al lugar de destino, para traslado de los desechos y residuos recolectados utilizan el pasillo común el 76.9%, el 76.9% del personal dicen depositar los desechos recolectados en un furgón de basura, el 84.6% utiliza gorros, el 69.2% utiliza guantes de utilidad, el 53.8% usa guantes de latex, el 38.5% utiliza uniforme, el 92.3% utiliza zapatos cerrados y el 92.3% utiliza mascarilla.

En tanto que el 53.8% de los encuestados dice ser insuficientes los materiales suplidos por el hospital, como guantes, mascarilla y gorros, al terminar la jornada laboral el 84.6% de los colaboradores desecha el gorro y la mascarilla, el 38.5% deposita la ropa para su posterior desinfección, el 7.7% se baña antes de salir de su jornada laboral, el 100% se lava las manos, un 69.2% usa manito limpia, el 61.5% se quita los utensilios de trabajo, el 38.5% continua con su ropa de trabajo y un 38.5% se lleva su ropa al terminar su jornada laboral.

En el Hospital Traumatológico Doctor Ney Arias, el 92.3 por ciento clasifica los desechos infecciosos y el 7.7 por ciento no lo clasifica. En el hospital centralizado según las estadísticas un 58.3 por ciento clasifica los residuos infecciosos, un 25 por ciento clasifica los residuos comunes y un 16.7 por ciento dice clasificar los desechos en residuos infecciosos, residuos especiales, residuos comunes y radioactivos.

El 100 por ciento de ambos hospitales utiliza fundas de color rojo para los desechos hospitalarios como cura, material quirúrgico desechables de quirófano y laboratorio. El 100 por ciento de los empleados de limpieza del Hospital Traumatológico Doctor Ney Arias utiliza un material rígido rojo para depositar los objetos corto-punzantes mientras que un 92.3 por ciento coloca los objetos corto-punzantes en botellas plásticas y el 7.7 por ciento en un material rígido rojo, en el hospital Doctor Darío Contreras.

Los colaboradores de limpieza en un 100% de ambos hospitales afirman colocar los residuos sólidos y desechos hospitalarios como sangre, cultivos, cepas en fundas de color  rojo. Los residuos sólidos no anatómicos en un 69.2 por ciento son depositados en herméticos rojos y un 30.8 por ciento afirma que no deposita los desechos en envases herméticos. En el hospital descentralizado Ney Arias dice colocar los residuos sólidos no anatómicos en herméticos rojos en un 100 por ciento.

En el Hospital Traumatológico Dr. Ney Arias Lora, un 92.3 por ciento utiliza un carrito exclusivo como medio de transporte para llevar los desechos a su lugar de destino y el 7.7 por ciento no exclusivo. En el Hospital Dr. Darío Contreras, un 76.9 por ciento utiliza un carrito exclusivo, el 7.7 por ciento utiliza un contendor con rueditas y un 15.4 por ciento utiliza bolsas plásticas para el traslado de los desechos.

Para el traslado de los desechos y residuos recolectados en el Hospital Traumatológico Dr. Ney Arias, del modelo de autogestión se realiza en un 76.9 por ciento por el pasillo común, un 15.4 por ciento lo realiza por medio de un ascensor exclusivo y el 7.7 por ciento utiliza un pasillo exclusivo para el traslado de desechos, mientras que en el Hospital Docente Universitario Darío Contreras, del modelo centralizado el 76.9 por ciento utiliza el pasillo común para el traslado de los desechos recolectados y el 23.1 por ciento utiliza un pasillo exclusivo.

Los desechos recolectados por el personal de limpieza en el Hospital Dr. Ney Arias Lora en un 84.6 por ciento son depositados en un contenedor común y el 15.4 por ciento son depositados en un furgón de basura. El 76.9 por ciento de los empleados del Hospital Doctor Darío Contreras dijo que depositaba los desechos recolectados en un furgón de basura, un 15.4 por ciento en un contenedor común y un 7.7 por ciento en un contenedor especial subterrado.

En el Hospital Traumatológico Dr. Ney Arias sus colaboradores afirman que los materiales y barreras personales disponibles en el establecimiento son suficientes en el 100 por ciento, sin embargo, en el Hospital Docente Universitario Dr. Darío Contreras el 53.8 por ciento dice ser insuficientes los materiales y las barreras ofrecidas por el establecimiento para realizar una jornada exitosa.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar