Reclusa queda tetrapléjica de por vida tras ser golpeada por guardias

Por El Nuevo Diario jueves 5 de septiembre, 2019

EL NUEVO DIARIO, FLORIDA -Una reclusa quedó paralizada de por vida después de que los guardias de la prisión le rompieron el cuello durante una “golpiza maliciosa y sádica”, según detallan los documentos de una demanda.

Cheryl Weimar, de 51 años, que tiene un historial de discapacidades físicas y mentales, ahora es tetrapléjica después del presunto ataque el 21 de agosto en la Institución Correccional Lowell en Florida, Miami.

Según la demanda, Weimar se quejó con una guardia de que no podía limpiar los inodoros debido a una condición de la cadera, lo que condujo a una confrontación con cuatro oficiales correccionales.

Cheryl Weimar, reclusa que presuntamente recibió paliza en prisión

Agrega que Weimar intentó declarar una emergencia psicológica y los guardias debieron llamar al personal médico, de acuerdo con la política del departamento, pero en su lugar la golpearon brutalmente.

Al menos un guardia le dio un codazo en la nuca, luego los guardias la arrastraron “como una muñeca de trapo” a un área oculta a las cámaras de vigilancia y continuaron golpeándola, apunta la demanda.

Según la representante del Estado demócrata de Tampa, Dianna Hart, quien habló con los reclusos en la prisión y publicó un video en Facebook sobre el incidente y las condiciones en la prisión, el cuello de Weimar “bien podría estar roto”.

“No he podido verificarlo con el FDLE (Departamento de Aplicación de la Ley de Florida), pero puedo decirles lo que me dijeron los presos “, indicó.

“El Departamento de Correcciones se ha negado a permitir que el abogado de Weimar, Ryan Andrews, o cualquier otra persona, le tome fotografías en el hospital”, añadió.

“Se nos permite verla pero no fotografiarla. Si ella estuviera en prisión necesitaríamos una orden judicial para tomar fotos, pero está en un hospital. ¿Cuál es el riesgo de seguridad?”, manifestó.

El abogado de Weimar presentó el miércoles una moción de emergencia en el Distrito Norte de Florida en busca de permiso para tomar fotos de las lesiones de su cliente, señalando que la personalidad de la televisión Piers Morgan recientemente fue permitida en la prisión para hablar con las reclusas para un documental sobre mujeres asesinas.

“La hipocresía de impedir el acceso para documentar la condición de mi cliente con imágenes y videos, es especialmente evidente cuando Piers Morgan pudo ingresar a Lowell CI para filmar un especial de Netflix que fetiche a las mujeres asesinas, pero imágenes de mi cliente que fue brutalmente golpeado por (FDC) empleados no está permitido” espresó.

El Departamento de Aplicación de la Ley de Florida está investigando la golpiza, según Michelle Glady, portavoz de la Oficina del Inspector General de la FDC.

Glady, dijo que los oficiales involucrados ‘han sido reasignados a puestos que no tienen contacto con los reclusos, en espera del resultado de esta investigación”.

Según los informes, Weimar estaba en la cárcel por asalto y estaba programado para ser liberado en 2021.

 

 

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar