Reapertura del deporte RD, en el limbo; torneos locales siguen detenidos

Por Angel Luis Mercedes jueves 18 de junio, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La pandemia del COVID-19 y sus altos focos de contagio paralizaron el mundo por alrededor de dos meses, pero desde finales de mayo varias ligas del futbol europeo han confirmado sus calendarios para finalizar sus temporadas y otros, como el béisbol en Asia, abrieron sus estadios para iniciar un nuevo torneo, aún en medio de la contagiosa enfermedad.

La NBA anunció el regreso de 22 equipos para el próximo 30 de julio y con serias medidas de seguridad en el complejo de Walt Disney Resort en Florida, mientras el sindicato de peloteros y las organizaciones de la MLB llevan semanas discutiendo el acuerdo que deberían tener para jugar una recortada temporada en el 2020.

En el país los deportes siguen en el limbo y sin una fecha cercana a cuándo podrán ser reabiertos. En medio del coronavirus y antes del cierre de las actividades deportivas anunciadas por el presidente Danilo Medina en su discurso del martes 17 de marzo; en Santiago de los Caballeros se jugaba la etapa final del baloncesto superior, mientras que en el Distrito Nacional quedaban los últimos partidos de la temporada regular de la misma disciplina.

El Hipódromo V Centenario abrió sus puertas el 29 de abril del 1995. Foto de archivo.

Para la cuarentena también se procedió a cerrar las instalaciones del Hipódromo V Centenario, que tiene carreras dos veces a la semana durante todo el año y se detuvieron los Juegos Deportivos Militares que estaban en pleno desarrollo.

Los Juegos Deportivos Militares son el mayor evento polideportivo que se realizan en el país y en ellos participan desde jóvenes que van descollando en sus diferentes ramas deportivas, hasta medallistas olímpicos como Luis Píe y Luguelín Santos.

Este año los militares realizaban la edición 51 de sus juegos y al momento de paralizar las acciones, faltaban por realizarse los eventos de ajedrez, atletismo, baloncesto, balonmano, béisbol, fútbol, Tae Kwon Do, softbol, voleibol, entre otras; habiendo premiado disciplinas como boliche, boxeo, judo, lucha, tenis de mesa y tiro en sus diferentes modalidades.

El Círculo Deportivo Militar de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional espera finalizar la edición de este año, pero están a la espera de que el gobierno de el “visto bueno” para realizar las actividades deportivas.

“Estamos esperando como buenos soldados las instrucciones de los superiores, esperando que se determine la apertura del país”, dijo una fuente a El Nuevo Diario.

De su lado, en la Liga Dominicana de Béisbol Profesional (Lidom) se estudia un calendario recortado al tradicional que contiene 50 juegos de temporada regular y probablemente el próximo campeonato inicie en el mes de noviembre, diferente a la costumbre de comenzar a mediados de octubre.

Por la cuarentena la Liga de Voleibol Superior no ha inaugurado su torneo, sin embargo, su presidente Ángel Rivas, anunció que se trabaja en la organización del evento que podría iniciar en octubre, mientras la Liga Nacional de Baloncesto (LNB) aun no hace oficial que estará pasando con la temporada del 2020.

La Liga Dominicana de Fútbol (LDF) tenía previsto su inicio a mediados de marzo, sin embargo los equipos hasta este momento no tienen fecha de salir al césped.

La Hípica

La situación del hipismo dominicano se torna diferente y sin muchas esperanzas de que prontamente se abran las compuertas en la “gatera” del Hipódromo V Centenario.

Varios propietarios han iniciado la venta de sus ejemplares y buscan retirarse de la actividad que les apasiona, ante un cierre prolongado de la pista hípica en el país que inició el 17 de marzo y que pese a los esfuerzos de autoridades del hipódromo y dueños de caballos para reiniciar las carreras ha recibido respuestas negativas, una y otra vez.

Distinto a otros deportes, el hipismo conlleva un gasto en cada ejemplar que se aloja en los establos del parque hípico y que los caballos ayudan costear con sus participaciones en la pista, lo que no está ocurriendo desde mediados de marzo, por lo cual los propietarios han tenido que asumir el 100 por ciento de la manutención de sus equinos (aproximadamente 20 mil pesos mensuales cada uno).

Las principales pistas de carreras de caballos han abierto sus puertas en Estados Unidos, Francia, Chile, Canadá y Uruguay, mientras países que pertenecen a la Confederación Hípica del Caribe como Puerto Rico y Ecuador también volvieron a correr, de su lado México y Panamá se preparan para lo mismo. Todos estos hipódromos lo están haciendo bajo un gran protocolo de seguridad y sin público en las graderías, justamente lo que han propuesto las partes dominicanas para el retorno, sin embargo, solo han recibido respuestas negativas.

Angel Luis Mercedes

angelluismercedes@gmail.com

Apple Store Google Play
Continuar