Realizarán honras fúnebres de Tony Fernández en Blandino y estadio Tetelo Vargas

Por El Nuevo Diario viernes 21 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El fallecido expelotero de las Grandes Ligas, Tony Fernández,  recibirá durante los días martes y miércoles, el último adiós de sus familiares, allegados y fanáticos.

Será el  próximo martes 25  cuando sus restos serán expuestos a partir de las nueve de la mañana en la funeraria Blandino de la avenida Abraham Lincoln, de esta ciudad.

Posteriormente, el miércoles 26 serán trasladados al estadio Tetelo Vargas de San Pedro de Macorís, para un acto abierto al público desde las 2:30 de la tarde, previo a su sepultura.

El expelotero, nacido el 30 de junio de 1962 en San Pedro de Macorís, murió el pasado 15 de febrero a los 58 años, aquejado de problemas renales y neumonía severa, luego de permanecer por varios días en un estado de coma inducido y conectado a una máquina de “Soporte vital”.

Le sobreviven su compañera matrimonial Clara Victoria Guzmán viuda de Fernández y sus hijos Joel Octavio, Jonathan David, Abraham Antonio, Andrés Augusto y Jasmine Victoria.

El deterioro en su salud se detectó en el 2017, cuando fue ingresado en un hospital de la Florida, donde fue diagnosticado con poliquistosis hepatorrenal, un trastorno hereditario en el que se forman quistes en ambos riñones.

Fernández, era asistido por un equipo de especialistas encabezado por el Dr. Cedric Sheffield, en el hospital Cleveland Clinic Weston de Florida, en los Estados Unidos.

Jugó en las Grandes Ligas con Azulejos de Toronto, Padres de San Diego, Yankees de Nueva York, Indios de Cleveland, Cerveceros de Milwaukee, Rojos de Cincinnati y Mets de Nueva York durante un total de 17 campañas. Obtuvo logros y reconocimientos en el torneo profesional dominicano con los Tigres del Licey.

En 2008 se convirtió en el primer dominicano en ingresar al Salón de la Fama del Béisbol de Canadá. Fue exaltado al Salón de la Fama del Béisbol Latino en la clase del 2013, dos años después de su inducción al pabellón de los inmortales de San Pedro de Macorís.

Fernández dedicó parte de su vida a trabajar en obras humanitarias, a través de la fundación creada bajo su sello y nombre con la cual apoyó la labor de organizaciones benéficas y creó el orfanato Niños Para Cristo, donde miles de niños y niñas desprotegidos han encontrado un hogar.

 

 

Anuncios