Rannel Báez

Por Ramón Saba

Nació el 7 de enero de 1963 en el municipio de Las Charcas, Azua (Pudiera decirse que lo trajeron los Reyes Magos). Su nombre completo es Francisco Rannel Báez Díaz.

Poeta, narrador, ensayista, guionista de cine, abogado y maestro de ceremonias. Obtuvo el título de licenciado en Derecho por la Universidad Tecnológica del Sur (UTESUR), con méritos magna cum laude; realizó una maestría en Industrias Culturales en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y completó un diplomado en Producción de Radio y Televisión en la Universidad de Salamanca.  Fue director de Cultura de la Dirección Regional de la Juventud, director de Cultura de la Universidad Tecnológica del Sur, director de Cultura Ayuntamiento de Azua, director Regional Sur del Ministerio de Cultura, director Centro Cultural Héctor J. Díaz y catedrático de la facultad de Derecho de la Universidad Tecnológica del Sur (2003-2011).

Rannel Báez fue también presidente del Círculo de Estudios Literarios Azuano (CIELA); presidente de la Sociedad Cultural Athene; codirector del programa radial Voces del Arte; fundador del Centro de Investigaciones Arqueológicas e Históricas de Azua (CRIHAz); profesor Escuela Diplomática de Azua (EDA); fundador del Grupo Cultural Batey Taíno (CUBATAI) para el Rescate de la Raza Taína y director de la Escuela de Cine de Azua (ESTECINE), entre muchas cosas más.

En el haber bibliográfico de Rannel Báez se encuentran los títulos Orbe Per Verso; Teatra, la mujer de Teatro; Cuentos Desechables; Nudos y Alfileres; Azuanías, bajo el Sol; Tinglado; Tripages, Antología de poetas de Azua; Bosch Populis; Batey Taíno; Multivocidad, Antología de jóvenes poetas de Azua; Olfá(c)tico; Pócimas poenemáticas e Historia General de Azua (en tres tomos, co-autor). Actualmente tiene una considerable cantidad de textos inéditos en vía de edición formal. Su biografía pasiva es muy extensa, por lo que sólo pondré algunos ejemplos representativos como aparecer en la revista El Sótano; revista Algarero Cultural de Guatemala; Antología Poética del Sur; Bibliografía del Sur Dominicano; revista Horizontes de Puerto Rico; Señales de Voces. Antología de Cuentos Dominicanos; Eros y Poiesis. Antología temática de la poesía dominicana y Diccionario Biobibliográfico Dominicano, entre muchos más.

Rannel Báez ha sido un conferencista, panelista y charlista en muchos espacios culturales, pudiéndose mencionar la “Conferencia Un CC de Inspiración en la Feria Internacional del Libro”, “Conferencia Historia de Azua en la Feria Binacional Ecoturística” y “Conferencias en el Ciclo de Conferencias Culturales de Azua”. Normalmente es el maestro de ceremonias en las actividades que se llevan a efecto en todas las versiones del Festival de Poesía en la Montaña.

Ha sido objeto de innumerables reconocimientos y premios en su joven carrera literaria. En este sentido podemos nombrar el Premio Internacional de Poesía “Casa de Teatro”, 2002, con el libro Orbe Per Verso; Premio Nacional de Teatro de la Universidad Central del Este (UCE) 2000, con el libro Teatra, la mujer de Teatro; dos Menciones de Honor Premio Funglode Pedro Mir de Poesía, 2011, con los Libros Olfà(c)tico y Pócimas poenemáticas; Premio Ciela de Poesía, 1984; Premio Regional Athene de Poesía, 1991; Premio Nacional de Poesía Arte Nativa de la Fundación Gripac, 1992 (contra la Celebración Oficial del V Centenario del descubrimiento de América); declarado Hijo Meritorio de Azua por resolución del Ayuntamiento), gracias a sus aportes al arte, la cultura y la investigación histórica.

Rannel Báez ha sido miembro de muchos espacios y grupos literarios, tales como el Círculo de Estudios Literarios Azuano (CIELA); Sociedad Literaria y Cultural ATHENE; Asociación de Escritores y Periodistas Dominicanos (ASEPED); Promotores de Lectura RD y Bibliófilos RD (del cual fue fundador y coordinador).

El poeta y crítico peruano Pedro Granados expresa que fue una gratísima sorpresa toparse con un libro como Orbe Per Verso, una vez que se hiciera merecedor al Premio Internacional de Poesía «Casa de Teatro» de aquel año ya que ese poemario/manifiesto, se divide en cinco «Órbitas», cada una de las cuales va como sigue: I: Movimiento de rotulación, II: Movimiento de aliteración, III: Movimiento de secreción, IV: Movimiento de translación y V: Movimiento de perversión; todo un viaje.  Sin embargo, ninguna de estas partes distingue otro tenor que no sea el de una «Arte poética»; es decir, todo este poemario es, aunque matizado mínimamente en cada «Movimiento», un extenso metapoema.  Poeta cerebral y patafísico, paradójico y paródico, con un don extraordinario para la caricatura y dueño de un humor desopilante.  Heredero de Huidobro, Oliverio Girondo, Macedonio Fernández, Borges, en tanto metapoeta y «órbico»; y de Nicanor Parra o su antecesor, César Vallejo, por lo antipoeta; pero reitera que Rannel Báez enriquece de modo oportuno y necesario la poesía dominicana de estos días.

La escritora mejicana Livia Díaz aprecia que Rannel Báez tiene tanto que decir que a veces, mejor no dice nada. Y es que él nos entrega su duda ante el poema y hasta leerlo ignoraba haber estado escribiendo “poemas” mientras él hace poesía (o viceversa). Su vocación unívoca se organiza de modo-tiempo en el espacio y gana ante el ritmo y la imprecación del lector. Refiere, además, que el modo de lectura en el poema, él cambia todo el sentido de su discurso, así pues, la crítica organizada en secuencia de frases sin fin fallece con el modo establecido de lectura poética versificada, lo cual no hace menos taladrante y peligrosa su palabra.

 Finalmente, la escritora puertorriqueña Ada Hilda Martínez de Alicea asegura que la poesía consiste en revelar la interioridad psíquica, la emotividad y el carácter subjetivo del ente lírico; si desempeña, además, la función expresiva del lenguaje; y si la parte material (el significante) del poema corresponde a los grafemas, fonemas, al ritmo y a la musicalidad de la expresión, podemos concluir que la obra poética Orbe Per Verso, sin poesía de Rannel Báez, sí es poesía. Sus versos sorprenden por la enorme cantidad de recursos estilísticos empleados a la hora de formalizar lingüísticamente los contenidos; recursos que ponen en el relieve un asombroso dominio técnico, fruto de la más exigente elaboración literaria.

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un poema en prosa del libro Olfà(c)tico de Rannel Báez:

NUEVE

 

La rosa abrió sus límites

su barlovento de almidón

        y sorprendida murió desvirgando el aire

Nació el polvo

para pisar los pétalos

para parir putas y poetas

penes   popolas papanatas y pánico

en el paraíso y en el manicomio de cada día

con sus olores y hedores  

con sus narices y ventosas

La pausa del primer pasado

             ya tenía una huella

                      sobre las profecías

Soplo que salió desnudo

                    con un nudo en el ombligo

Huella lacónica

         en la quintaesencia del itinerario

                                 eres el eco del olor dolorido

                                                                        del dolor oloroso

Poeta con ganas poéticas

                    de hacer la rosa sin ganas

        Hombre con ganas masculinas

        de hacer las ganas sin la rosa

Nada total en un paso de fobia

         Fundida nulidad en una huella de tabúes

ruta de futuro pendenciero

      filosofía enajenada

                            rosa bruta

                           fantasma testarudo

paso pegajoso que nos lleva al miedo.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar