Ramón Gil

Por Ramón Saba jueves 6 de octubre, 2022

Nació el 4 de julio de 1969 en Santiago de los Caballeros, pero lleva mucho tiempo residiendo en Sosúa. Su nombre completo es Ramón Antonio Gil de Jesús.

 

Narrador (cuento y novela), literatura infantil-juvenil, ensayista, poeta, profesor y políglota. Es licenciado en Letras Modernas con mérito Magna Cum Laude por la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA); ha realizado cursos de AP Literatura y Cultura Hispana en Fordham University de New York, de AP Lengua Hispana en el Colegio Carol Morgan en Santo Domingo, de Innovación; completó una maestría en gestión de centros educativos en la Universidad Abierta para Adultos (UAPA) y otra en Educación Especial en la Universidad Central del Este (UCE). Fue profesor de inglés, alemán, francés, italiano y español para extranjeros; también profesor de Historia Americana, Historia Universal, Geografía, Economía y Literatura (impartidas en inglés) en Garden Kids International School y profesor de Literatura, Lengua Española, Historia Dominicana y Geografía en International School of Sosúa (ISS), además de Coordinador Educativo en el Centro de Capacitación para Ciegos hasta la actualidad.

En el haber bibliográfico de Ramón Gil podemos encontrar los títulos Cuentos terrenales (cuentos), Desidia (cuentos), Los cazadores de nubes (Novela infanto-juvenil) y Nimiedades y otros cuentos neorrealistas (cuentos); posee además una considerable cantidad de textos listos para editarse y producir nuevas obras. Su pluma se ha paseado por importantes antologías, revistas, periódicos especializados en las arcas culturales y ha sido reseñada por destacados intelectuales, tales como Andrés Acevedo, Víctor Estrella, Ingrid González de Rodríguez, Mateo Morrison y Sonia Quezada, entre muchos más.

 

Ramón Gil ha sido un dilecto conferencista en diferentes espacios y sus charlas siempre dejan un sabor a calidad, entre ellas podemos mencionar “La figura del padre en la cuentística de Julio Cortázar” (dictada en la Biblioteca Nacional), “Influencia de Vargas Llosa en la Literatura Dominicana” (dictada en la XVII Feria Internacional del Libro 2015), “El rol de la familia en la cuentística de Juan Bosch” (pronunciada en la XIX Feria Internacional del Libro 2016), “El ensayo: Impacto e importancia” (dentro del marco del Plan de Lectura del Ministerio de Educación de la República Dominicana “Dominicana lee”).

Ha sido merecedor de múltiples premios y reconocimientos, entre los que podemos resaltar haber sido seleccionado “Joven Intelectual 2008” por el Taller Literario Virgilio Díaz Grullón de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD-CURSA); por el Ministerio de Cultura (MINC) al grupo Jueves Literarios de Sosúa del cual forma parte, por su “Defensa de los valores culturales a través de la gestión cultural”; El cineasta Rafael Álvarez realizó un corto basado en el cuento “El Prospecto” de  su libro Nimiedades. Reconocimiento del New York Center Language Institute, por su contribución a la educación, a la Literatura y al enriquecimiento cultural;  Tercera Mención en el renglón poesía del XI concurso Eugenio Deschamps 2006 de la biblioteca Alianza Cibaeña de Santiago por su poemario Poemas Obsoletos; Tercera mención en el renglón cuento del concurso Juan Bosch de la Fundación Global Democracia y Desarrollo 2007 (FUNGLODE) por su cuento “Desidia”; Segundo lugar en el décimo quinto Concurso de Cuentos 2008 de Radio Santa María on el cuento “Movimiento Elemental”; Finalista del concurso de novela infantil 2009 de la Editora SM con la novela Los cazadores de nubes; Segundo lugar del Concurso de Cuentos 2010 de Radio Santa María “Impulsos”; Premio Nacional de Cuentos 2012 por su libro Nimiedades y otros cuentos neorrealistas de la Sociedad Cultural Renovación y Primer lugar 2015 en el  vigésimo segundo concurso de Cuentos de Radio Santa María con el cuento “Con los ojos de Laura”, entre una considerable cantidad más.

 

Ha formado parte del Taller Littera de la Alianza Cibaeña, Santiago; Taller de Narradores de Santiago y Jueves Literarios de Sosúa.

 

La escritora Karina Castillo estima que, con su narrativa, rica en imágenes, Ramón Gil hace sentir al lector parte de la historia, describiendo vívidamente los ambientes y empleando en ocasiones un lenguaje poético.

 

Finalmente, ell escritor Andrés Acevedo considera que Ramón Gil es un cuentista consciente del oficio de escritor, puesto que no divaga ni se distrae en descripciones del ambiente, sino que se limita a narrar lo necesario de la historia que plantea, haciendo uso de un principio planteado por el profesor Juan Bosch, que dice: “Lo primero que debe aclarar una persona que se inclina a escribir cuentos es la intensidad de su vocación. Nadie que no tenga vocación de cuentista puede llegar a escribir buenos cuentos” y ese criterio es asumido con eficacia por él, quien muestra vocación probada, intensidad y pasión en lo que escribe, además de poseer una sólida formación literaria.

 

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un cuento breve de Ramón Gil:

 

Con los ojos de Laura

 

      Cuando el teléfono timbró y te pidieron que te presentaras en el destacamento, lo viste más como descanso que como ocupación, y tu mente, que tan buena es para analizar conductas criminales, no ha podido dar aún con el misterio que hizo que tu mujer decidiera, sin razón aparente, marcharse de tu casa.

      Si no fuese por su madre que te llamó apenada y te pidió que dejaras a tu mujer en paz, no sabrías qué creer. Lo más seguro es que ahora mismo pensarías que su desaparición se debía a un secuestro y no a un escape que no logras armar de modo coherente en tu cabeza.

        Por suerte, la llamada de tu jefe y la vuelta a la acción, de algún modo te mantendrán ocupado, y el pelo de Laura, ese pelo corto hasta la nuca y su voz algo ronca y gutural que tanto te gustan, no te molestarán la conciencia, al menos durante el tiempo que dure la investigación.  

        Es esa la virtud que el jefe más admira de ti y ella más crítica.  Tus investigaciones te aíslan casi por completo del mundo exterior y las dos o tres escenas de celos de Laura, se debieron a que la descuidabas por tu trabajo. Pero ésa no podía ser la causa. Al menos tú no creías que fuera.

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar