R. Dominicana incrementa un 148 % los proyectos de Cooperación Sur-Sur en 2016

Por El Nuevo Diario Jueves 27 de Abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- República Dominicana ejecutó 87 proyectos de Cooperación Sur-Sur (CSS) en Iberoamérica durante 2016, lo que supone un incremento del 148 % en los proyectos de esa modalidad desarrollados en el país con respecto a los 35 llevados a cabo en 2015.

Así lo pone de manifiesto el noveno Informe de la Cooperación Sur-Sur en Iberoamérica 2016 presentado hoy en Santo Domingo por la consultora de la Secretaría General Iberoamericana (Segib), Cristina Xalmapor.

El Informe revela que los 22 países miembros llevaron a cabo más de 1.150 iniciativas de cooperación; ejecutaron entre ellos 552 proyectos, así como 333 acciones de Cooperación Horizontal Sur-Sur Bilateral.

Los países oferentes de estas iniciativas fueron Argentina, Brasil y México, responsables junto a Colombia, Uruguay, Chile y Cuba de casi el 92 % de los 552 proyectos; el 8,2 % restante correspondió a Costa Rica, Ecuador, Perú, Bolivia, El Salvador, Guatemala y República Dominicana.

El ministro de Economía, Isidoro Santana, afirmó que se percibe un cambio en el sistema de cooperación internacional, así como en los retos que el mundo enfrenta, y en las oportunidades existentes para continuar avanzando hacia el desarrollo.

"Sin menospreciar la importancia de la Cooperación Norte-Sur, con los años, la Cooperación Sur-Sur ha demostrado el potencial para facilitar el desarrollo económico, social y culturales de los países, a través de una cooperación solidaria y entre iguales que construye sobre sus fortalezas y realidades particulares, y que respeta los ritmos institucionales de los países involucrados en la relación", dijo el ministro.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Agencia Uruguaya de Cooperación Internacional (AUCI), Andrea Vignolo, observó que las estadísticas contenidas en el informe indican que todos los países tienen potencial tanto para ofrecer como para recibir, lo que consideró un desafío doble.

"Nos invita a reconocer que tenemos necesidades para las que otros países de la región han desarrollado soluciones de las que podemos aprender y que, muchas veces, se pueden adecuar más a nuestro contexto que las soluciones de los países desarrollados", indicó.

Eso, "nos desafía a identificar nuestras propias fortalezas y a reconocer que pueden ser de interés para otros países", dijo la uruguaya,

De su lado, Aida Consuelo Hernández, en representación de Alianza ONG, señaló que estas entidades, "por estar más cerca de las comunidades y poblaciones vulnerables, conocen más sobre sus necesidades, por lo que pueden aportar importantes informaciones que orienten con mayor exactitud áreas prioritarias de desarrollo".