¡Quien ama, cuida!

Por Jesús M. Guerrero jueves 4 de mayo, 2017

El pasado lunes, mientras la ciudadanía disfrutaba el fin de semana largo; por motivo del día del trabajo. Este medio de comunicación se hizo repercusión de manera responsable del caos provocado por los indigentes que duermen en el Parque Enriquillo, que penosamente se protegen de las indolentes carencias de no tener un techo propio.

Haciendo uso de la responsabilidad periodística, le informaron directamente al alcalde del Distrito Nacional; por medio del gran instrumento en el que se han constituido las redes sociales y en el transcurrir de una hora de haber notificado la situación, ya se había procedido a la limpieza de las instalaciones afectadas.

Estos ciudadanos dignos de mejor suerte, a los que la vida les ha jugado una mala pasada. Al huir de las incesantes lluvias que azotaron la ciudad; han buscado refugio en las áreas techadas del Parque Enriquillo, es una situación de carácter humano.

Una prueba más de que la actual gestión municipal ha decidido generar un cambio en beneficio de la ciudadanía, han abierto las puertas del dialogo para escuchar las necesidades de todos.

No hay dudas de que el objetivo es devolver el brillo a Santo Domingo de Guzmán y han afrontado el reto con las mejores herramientas; el trabajo tesonero y la comunicación con los munícipes, que al fin y al cabo, son los que mejor conocen los problemas que afectan sus sectores.

En el pasado hubiese sido un cometido pírrico reportar la situación que aquejaba el espacio público. En cual, se aglomera una gran cantidad de ciudadanos y más un día festivo como en el que se conmemora el trabajo.

Es una actitud diáfana, que no habrá fecha ni hora; en que el cabildo no esté dispuesto a trabajar en favor de la municipalidad. La desidia burocrática que caracterizó durante mucho tiempo al palacio de la Feria, es cosa del pasado.

No deja de asombrar la diligente gestión realizada, por las direcciones de Aseo Urbano y la de Espacios Públicos. El equipo que conforma el ayuntamiento de la capital esta sincronizado acorde a las necesidades ciudadanas; el recurso humano de la alcaldía está respondiendo a la altura de las circunstancias.

La campaña publicitaria que exhibe la entidad municipal, con el objetivo de concientizar a los capitaleños con el eslogan: “Quien ama, cuida”; sin la labor que ha realizado la administración, no tendría sentido alguno. Con este necesario esfuerzo por la ciudad; ganan los residentes del Distrito Nacional.

En pocas palabras, están predicando con el ejemplo y exhibiendo resultados prometedores de un mejor mañana para la principal urbe del país. Una alcaldía de todos los ciudadanos que los aqueje un problema de índole comunal; podrán reportarlo por cualquier medio que este a su alcance, la alcaldía del municipio cabecera del país recibirá a todos sus munícipes sin dilación alguna.

Entiendo prudente concluir con la siguiente frase, la cual cito: “Sólo hay algo que un responsable local no puede permitirse jamás; cerrar sus puertas a un vecino que necesite su ayuda.” Dr. Letrán

 

 

Comenta