¡Qué relajo de “encuestas”! ¿Quedará crédito para después?

Por Francisco S. Cruz

Creo que nunca en la historia política y electoral de nuestro país se había abusado y relajado tanto de las “encuesta” a la carta o de paga, como las que se están dando y publicando silvestre y sin más sustento o rigor “científico” que una cara dura-vocero y un afán desmedido por manipular percepción pública y correlación de fuerzas políticas-electorales antes de la víspera.

En esa puja-desesperación anda un expresidente con la ayuda estratégica de un partido en el poder que, al tiempo, que le da aquiescencia a una narrativa mediáticas-periodística  -que el ex representa cabeza de aposición- en el entendido, sabiondo, de que, el expresidente, de cara al 2024, resultará más vulnerable o posible aliado como lo fue en 2020; una vez el PLD, ya con candidato, termine de ensamblar los “targets” de su estrategia múltiples….(entre ellas, y de mucha urgencia, definir alianzas, bloques o coaliciones; pero, sobre todo, poner en su justo contexto una narrativa política-electoral usurpadora que trata de vestirse, como dicen, con ropa ajena obviando lo que le sucede a quien lo hace:…. en las calles lo desnudan).

Pero volviendo al tema central: las “encuestas”. No sé cómo las de crédito y credibilidad pública podrán abrirse paso en medio de tantas mercaderías-bazar y tunantes de tres cheles -bocinas, voceros y “periodistas” (“políticos de la secreta”)- que, cuál gallareta, no dejan de atosigarnos, como si fuéramos eunucos-cretinos, creyéndonos borregos o vendiéndonos la idea que alguien puede ser próspero mudando dinero-gente de un bolsillo a otro. ¡Vaya autoengaño…!

Y lo peor, para la prensa radial, escrita y redes sociales, es que algunos “periodistas” dejaron la deontología en busca de lo suyo… (muy seguramente, inspirados en aquellas dos exitosas periferias políticas-mediáticas y armadores oposicionistas otrora “hacedores de opinión publica” e intelectual-vate). En otras palabras, y con contadas excepciones, nuestro periodismo, de análisis y perspectiva, prácticamente, se jodió…. -si no, pregúntele a la nueva estrella del otrora “venga gente, venga pueblo-. Tal parecería que nadie quiere morir rico de dignidad. ¡Bellaca la muchachita…!

Ay publicidad estatal -y no de ahora- que hace milagros, el presta pluma y las promesas de campañas que están haciendo estragos y cuando no mutis noticiosos -o titulares-condena tuertas- (al PLD que se ponga las pilas, pues sabe construir “mayoría electoral” y es de donde puede salir la candidatura-opción diferente, lo demás, ya lo cantó Los Rosarios, es “monte y culebra”).

Por: Francisco S. Cruz

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar