¿Qué recomienda el Señor Jesucristo en el momento que nos estén atracando?

Por Miguel de J. Ramírez P.

Hermanos y amigos, que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19, esta oportunidad expondremos el tema: ¿Qué recomienda el Señor Jesucristo en el momento que nos estén atracando?, esperando les sea de enseñanza, información y edificación.

Bien, comenzamos diciendo que la recomendación que da el Señor Jesucristo en su evangelio cuando estamos siendo víctima de un atraco y aún después del hecho no le va a gustar a nadie, pero él tiene sus razones y queremos presentárselas en este mensaje bíblico.

En primer lugar, el Señor Jesucristo nos manda a entregar toda posesión que nos quieran quitar cuando somos atracados, no nos recomienda resistirnos y pelear para evitar la violencia y el riesgo hasta de morir y ser heridos, tampoco nos manda a salir huyendo y que nos persigan y seamos detenidos bruscamente, según las citas bíblicas que le transcribimos: “Y al que quisiere ponerte a pleito y tomarte tu ropa, déjale también la capa”; Mateo 5:40.

“Al que te hiera en la mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, no le niegues tampoco la túnica”, Lucas 6:29.

Mis queridos hermanos y amigos, desde luego estas orientaciones y recomendaciones de parte del Señor Jesucristo es para sus seguidores, sus discípulos. Ahora, si alguna persona las quiere poner en práctica y se siente con el valor y el dominio propio para obedecerlas, él no se opone, claro es para evitar perder la vida por cualquier posesión material que nos quieran robar directamente y en vivo.

En este mismo orden de enseñanza, aún el Señor nos manda a no tener miedo cuando por predicar el evangelio se nos quiera quitar la vida para impedirlo, pero esto es ya por el valor que tiene nuestra eternidad y nuestra alma, por servirle a Dios y su Hijo, según las citas bíblica siguiente: “Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no haya de saberse. Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas. Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. ¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aún vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos. A cualquiera, pues, que me confiese delante de los hombres, yo también le confesaré delante de mi Padre que está en los cielos”, Mateo 10:26 al 32.

Hermanos y amigos, lo recomendable es no andar con nada de valor que nos arriesgue la vida con los atracadores y ladrones, para así evitar este tipo de confrontaciones en la vida, porque siempre y la mayoría de las veces los atracadores miran los posibles blancos por sus pertenencias. ¿Si o no?

Por otro lado, la mayoría de los testimonios de aquellos que se han violentado cuando son víctimas de un atraco es que han salido mal herido o han perdido la vida hasta por un celular, que quizás y posiblemente de haberlos entregado mansamente lo estuvieran contando y esto último lo decimos por experiencia propia.

Hermanos y amigos, también para nos llenarnos de odio contra aquellos que nos hieren o nos roben debemos orar y pedirle fuerzas al Señor para poder perdonarlos y seguir adelante sin frustraciones en la vida y que esto nos impida la salvación y al mismo tiempo seguir en nuestros quehaceres cotidianos por el miedo a salir a la calle, claro hay que tratar de evitar y más si son zonas de riesgo, según la cita siguiente: “Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.  Y no nos metas en tentación, más líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.  Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas”, Mateo 6:12 al 15.

Concluyendo, como les dije a nadie le gustan estas orientaciones y recomendaciones del Señor en cuanto a perdonar al que nos ofende con palabra, con violencia, con robo, con atraco y menos entregarle nuestra posesiones a aquellos que no las han sudado, pero para evitar perder el alma, perder la vida, perder la confianza, quitarle la vida a otro, y hasta represalias en un futuro, lo correcto es hacer lo que nos recomienda el Señor Jesucristo, claro no es obligado, es si queremos y podemos, tratemos siempre de orar todos los días y ponerlos en las manos de Dios y pedir su ayuda aún para obedecer sus normas que nos gustan por nuestro bienestar material y espiritual.

Que el Señor nos ayude y nos guarde a todos…

Nota: De usted sentir el toque del Señor mediante estos mensajes bíblicos le recomiendo tres pasos: 1.- Visitar una iglesia bíblica, evangélica o pentecostal; 2.- Ponga su emisora cristiana, 1,200 a.m., 1330 a.m., 1440 a.m.; 3. Lea 1 o 2 capítulos diarios de la Biblia; 4.- Ore a Dios el Padre en el nombre de Jesús todos los días con sus propias palabras y su forma sincera de comunicarse… Perseveramos en Cristo asistiendo a la Asamblea de Dios central, Av. Duarte Esq. Eusebio Manzueta. Cultos los domingos de 9:00 a.m., a 10:30 y de 11:00 a.m., a 12:30 p.m. y los miércoles de 7:00 p.m., a 8:30 p.m. Entrada gratis…

Por Miguel de J. Ramírez P.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar