Que los hechos sean los mismos

Por Frank Olivares V. viernes 20 de noviembre, 2020

ARTÍCULOS ANTERIORES

Frank Olivares V. Frank Olivares V.

El auge de las “fake news”, el uso malintencionado de las redes sociales y la eliminación de la responsabilidad editorial de los medios de comunicación ha traído consigo que los ciudadanos estén expuestos a distintas realidades de un mismo suceso, moldeado por quien emite el mensaje o sesgado mediante el uso del “big data”.

Es tanto así que, para una gran parte de Estados Unidos, Donald Trump ha ganado las elecciones presidenciales, solo porque un conjunto de medios ultraconservadores presenta la realidad de una manera que confirma esa creencia, lo que profundiza las divisiones sociales que ya existen en ese país.

La humanidad debe mostrarse más preocupada por esta realidad, porque añade a las brechas que existen entre los ciudadanos, un ingrediente que llevará a la desigualdad social a convertirse en disturbios sociales, porque la manipulación de la narrativa político-comunicacional, sin un contrapeso editorial en los medios de comunicación, desvirtúa los hechos y los sujeta a la interpretación individual.

Ese es, quizás, uno de los factores que más daño está haciendo a la democracia alrededor del mundo. Los hechos dejan de ser los mismos para todos y adquieren un tinte diferente, según quién lo comunique y quién lo interprete.

La posverdad y el populismo son una combinación fatal para la democracia. Los hechos alternativos hoy influyen más en la opinión pública que las verdades debidamente documentadas. Es lo que ha llevado a Donald Trump a imponer sus puntos de vista sobre lo que la ciencia ha establecido en torno a la pandemia del COVID-19. Es lo que ha llevado a que Andrés Manuel López Obrador logre vender la ineficiencia gubernamental como una solución a los males estructurales del Gobierno de México. En fin, si los datos verificables dejan de guiar las opiniones políticas, asistiremos al fin de la democracia como la conocemos, porque los partidos – y los políticos – dejarán de guiar los debates fundamentales de la sociedad.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar