¿Qué hace un diputado dominicano en Washington?

Por Rolando Robles lunes 27 de diciembre, 2021

Lo primero es diferenciar la figura del “diputado” dominicano en Santo Domingo y el “congresista” de origen dominicano en Washington DC. Teóricamente, son dos cargos similares, tanto en Quisqueya como en Estados Unidos hay que elegirlos y ambos se dedican a hacer las leyes que rigen sus respectivas naciones. Sin embargo, hay mucha diferencia en la rigurosidad del proceso para seleccionar a unos y otros.

Es así como iniciando este año 2022, me animo a compartir con mis escasos pero muy apreciados lectores, algunas disquisiciones o quizás, divagaciones mías, sobre este asunto del representante dominicano en el Congreso de Estados Unidos, el honorable Adriano Espaillat; un caballero de Santiago que llegó a Nueva York siendo todavía un mozalbete.

Luego de una formación académica superior y participación activa en la política local, Adriano alcanzó el nivel mas alto que dominicano alguno haya podido lograr en materia de representar a sus conciudadanos, a sus constituyentes; que no son exclusivamente connacionales suyos. Hoy, este cibaeño es la única voz que tenemos los dominicanos en el mas alto escenario político de este país.

Pero como dije, Espaillat no es simplemente un Representante nuestro sino, de todos los newyorkers residentes en el distrito 13 de NYS, a la Cámara baja del Congreso; o mejor dicho, es el diputado de cerca de un millón de ciudadanos que vive en dicho distrito congresual. Esta particularidad condiciona y amplía su diámetro de acción para lograr que la parte que nos corresponde del presupuesto federal llegue hasta nuestros barrios y hogares.

En su tercer período como legislador en Washington, Adriano ha impulsado una serie de proyectos que se consideran trascendentales para los ciudadanos, no solamente en el área de infraestructura pública sino también, en el orden doméstico, porque ayudan a los padres y cabezas de familia nuestros a cumplir con las obligaciones hacia sus hijos, en especial en estos momentos de crisis generados por la epidemia de Covid.

De ese paquete de medidas que ha impulsado Adriano Espaillat, hay tres iniciativas que merecen las veamos en detalles, para comprender su alcance y magnitud; y la forma cómo van a impactar en los ciudadanos que vivimos en el distrito 13, incluidos por supuesto, los dominicanos.

Ley de Apropiaciones de Transporte, Vivienda y Desarrollo Urbano (THUD)

En este proyecto de ley el congresista Espaillat se aseguró de que en el período fiscal 2022 se aumentara el subsidio a las inversiones de capital que financiarán la extensión del Subway de la Segunda Avenida. Esta previsión de nuestro legislador permite que se disponga de los fondos suficientes para continuar los trabajos hasta la calle 125th.

Este proyecto, ya en ejecución, agregó tres nuevas y modernas estaciones al tren Q en las intercepciones de las calle 96th, 86th y 72th, conectando con la estación de la 63th y Lexington Av y llegando hasta la estación de la 57th y 7th Av, justo al lado del teatro Carnegie Hall. Estas 3 nuevas estaciones funcionan desde el comienzo del año 2017.

En su segunda etapa, esta línea de la Segunda Av, conectará el este de Harlem con el condado de Brooklyn, cumpliendo así una vieja demanda de los newyorker residentes en el distrito que representa nuestro legislador.

Plan de Rescate Estadounidense (ARP)

En este otro proyecto, el representante Espaillat junto a sus colegas demócratas han logrado aumentar sustancialmente el Crédito Tributario por Hijos. Bajo este novedoso plan los padres podrán recibir hasta $3,600 por cada niño menor de 5 años y $3,000 por los hijos de 6 a 17 años. También se autorizaron pagos mensuales anticipados de ese recorte de impuestos a partir de julio y hasta diciembre de 2021.

Este nuevo plan de Crédito Tributario es probablemente, la mayor ayuda que habrán de recibir las familias trabajadoras, porque les aumenta la capacidad adquisitiva y ayuda a combatir la pobreza, tan común en los sectores minoritarios a que pertenecemos.

Programa de Nutrición del Mercado de Agricultores de WIC

Este proyecto amplía los programas de asistencia alimentaria a Madres e Infantes, mejor conocidos como WIC, para que se incluya la compra de productos frescos de los mercados de agricultores que operan localmente. Esto significa que la cartera de ayuda del programa WIC se incrementó en $2,500 millones y en lo adelante el monto total de estos recursos será de $21,000 millones, una cifra récord en la historia del estado de Nueva York.

Ciertamente, podemos decir con orgullo que nuestro representante en Washington es muy diferente a los tradicionales diputados nuestros, porque todo su accionar va en beneficio directo de los constituyentes que de nuevo lo reeligieron por tercera vez.

 ¡Con Adriano Espaillat sí tiene sentido hablar de reelección y

no necesitamos de los odiosos “barrilitos” ni “cofrecitos!

¡Vivimos, seguiremos disparando!

POR ROLANDO ROBLES

Comenta