¿Qué es invertir y cuántas clases hay y en qué nos beneficia?

Por Miguel de J. Ramírez P.

Hermanos y amigos, que el Dios verdadero (Padre, Hijo y Espíritu Santo) les bendiga a todos, Mateo 28:19; en esta oportunidad expondremos el tema: ¿Qué es invertir y cuántas clases hay y en qué nos beneficia?, esperando les sea de información, instrucción y edificación.

Bien, comenzamos diciendo que invertir es poner una cosa al revés o en contrario a como debe ser, eso es invertir. Ejemplo: poner el negativo en el polo positivo, voltear el pantalón, la camisa, el poloshirt, las medias, apuntarse uno mismo con un arma, todo esto es invertir, pero también invertir desde el punto de vista financiero es poner recursos económicos a ganar beneficios o intereses.

En este mismo sentido, hay muchas clases de inversiones en la vida humana, entre ellos está la inversión económica, la inversión familiar, la inversión social, inversión militar, inversión política, inversión deportiva, inversión intelectual, inversión laboral, inversión sentimental, inversión espiritual, etc., etc., pero también tenemos que toda inversión puede ser positiva o negativa dependiendo de los resultados obtenidos. ¿Si o no?

Mis queridos hermanos y amigos, muchas personas han invertido su tiempo, su dinero, su esfuerzo en algo o en nada en la vida en procura de lograr ciertos beneficios personales, colectivos, nacionales, internacionales, intercontinentales y hasta eternales. Alábalo si puede…

Por otro lado, podemos definir y buscarle definición a cada una de estas inversiones que realizamos en la vida y el objetivo de nuestras diferentes inversiones, pero no vamos a amanecer escribiendo ante tantas inversiones como son: la inversión económica, inversión familiar, inversión social, inversión intelectual, inversión militar, inversión laboral, inversión sentimental, inversión social, inversión política, la inversión espiritual, etc., etc., puede que haya más tipos de inversiones, usted las conocerá. El asunto es: ¿A dónde nos llevan nuestras inversiones? Al bien o al mal, aquí en esta tierra y después de aquí (el más allá).

Hermanos y amigos, las inversiones pueden ser temporales o eternas, dependiendo de nuestra visión o nuestro objetivo al realizarlas, puede ser una inversión para beneficio propio, beneficio familiar, beneficio social o cualquier otro de los beneficios mencionados anteriormente, y el beneficio espiritual que es cuando pensamos en la voluntad de Dios, expresadas en las Sagradas Escrituras (Biblia). Cuando invertimos nuestro tiempo en conocer a Dios a través de su palabra la Biblia, donde está contenido: quién es Dios, dónde está, a qué se dedica, qué ofrece, qué quiere, para qué nos tiene en este mundo, en qué me afecta aceptarlo o rechazarlo, obedecerlo o ignorarlo, de dónde vengo, quién soy y a dónde voy, podemos tener beneficio que traspasará la vida terrenal y temporal. ¿Qué piensa usted? Juan 5:39.

Concluyendo, todos los seres humanos invertimos en algo en la vida terrenal. Ahora, no nos vamos a quedar en esta tierra eternamente y el que nos trajo nos lo ha revelado a través de su palabra, la realidad y nuestra conciencia, por lo que no debemos esperar que se nos venza el tiempo que tenemos para comenzar nuestra inversión espiritual, porque las demás inversiones aquí se quedan y nadie se las lleva cuando muera, excepto la inversión para con Dios, y la principal inversión es aceptar a Jesucristo como Señor y Salvador, el dueño del más allá y de los dos lugares existentes, el bueno y el malo. ¿Quiere usted invertir en el lado bueno? Hay que arrepentirse, hay que convertirse, hay que leer y obedecer las Sagradas Escrituras, hay que bautizarse en las aguas, hay que congregarse el templo, hay que orar, hay que predicar, hay que obedecer, hay que perdonar, hay que vencer las tentaciones con la ayuda del Señor, etc., etc., ¿Cuándo hemos de iniciar la verdadera inversión positiva y alejarnos de las negativas…

Así que, ya usted sabe lo que es una inversión, cuántas clases hay y en qué nos benefician. Manos a la obra y analicemos bien, no sea que invirtamos mal y en vez de beneficios nos vengan pérdidas… Todos los días vemos buenas y malas inversiones en las noticias…

Que el Señor les bendiga y nos ayude a todos…

Nota: De usted sentir el toque del Señor mediante estos mensajes bíblicos le recomiendo cuatro pasos: 1.- Visitar una iglesia bíblica, evangélica o pentecostal; 2.- Ponga su emisora cristiana, 1,200 a.m., 1330 a.m., 1440 a.m.; 3. Lea 1 o 2 capítulos diarios de la Biblia; 4.- Ore a Dios el Padre en el nombre de Jesús todos los días con sus propias palabras y su forma sincera de comunicarse… Perseveramos en Cristo asistiendo a la Asamblea de Dios central, Av. Duarte Esq. Eusebio Manzueta. Cultos los domingos de 9:00 a.m., a 10:30 y de 11:00 a.m., a 12:30 p.m. y los miércoles de 7:00 p.m., a 8:30 p.m. Entrada gratis…

 

Por Miguel de J. Ramírez P.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar