Que el proceso no te apague

Por Karla Patricia Zacarías Reinoso

¡Esto es para ti, si esto es para ti!

Teníamos muchos que no nos veíamos por aquí pero ya llegó el tiempo y que mejor que hoy jueves 23 de septiembre.

Todos sabemos que existen desiertos, todos hemos estado en uno o en varios, sabemos también que existen esas situaciones difíciles a nuestro entendimiento, esos procesos en dónde la salida a veces parece nublada, esas temporadas en que no encontramos el porqué de ellas y simplemente permanecemos para no rendirnos. Quizás estás en uno de esos escenarios, pero hoy vine a decirte que no dejes que ese proceso te detenga, te apague y te desaparezca.

Hace unos días recibí una llamada y comprendí que nada puede destruirte a menos que tu le des permiso.

2 Corintios 4

que estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados;

perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos;

La misma palabra nos lo dice, nos confirma que tenemos ese dominio propio para que así sea y no dejar que esos momentos jueguen en contra de nuestros propósitos.

Es que no puedes dejar que permita eso, porque lo que eres y lo que haces este mundo lo necesita, es que tu historia todavía la esperan para levantarse.

Por más difícil que se vea el camino, por más oscuro que parezca el túnel mira quién va delante de ti y no vuelvas a temer ni a dudar.

¡No estás sola!

Hoy te envío esta palabra con un gran abrazo sintiendo lo que sientes y entendiendo cada palpitar en tu corazón. Vamos, sal de ahí. Dios quiere usarte, no te detengas.

 

Por Karla Zacarías

Comenta