Que el agua corra

Por Persio Maldonado miércoles 11 de julio, 2018
Persio Maldonado
Director El Nuevo Diario
Pdte. Sociedad Dominicana de Diarios
Pdte. FEDOTENIS | Pdte. COTECC

Las lluvias que caen sobre nuestro territorio, dentro y fuera de la temporada ciclónica, trastornan seriamente la cotidianidad de las grandes ciudades, esencialmente del Distrito Nacional y la Provincia Santo Domingo.

Es una situación que altera el desenvolvimiento de la vida, afecta la producción, en fin, trastoca la marcha del país, a consecuencia de un serio y viejo problema de drenaje en nuestro sistema vial metropolitano, el que las autoridades rehúsan dar una solución definitiva.

Las lluvias, moderadas, hacen bien al sembradío agrícola en toda su extensión, pero en las ciudades, cuya dinámica es otra, el efecto es casi contrario, y ante lo imposible de evitar la caída de estos golpes de agua, es imperiosa una solución a estas inundaciones de calles y avenidas.

Vamos a abrirle paso al agua estancada.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar