¿Qué difícil es hacer deporte?

Por Carlos Luis Baron lunes 20 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO.- ¡Qué difícil es hacer deporte en este país con seriedad y sin fines de lucro! Pues amén de que las empresas son tímidas para apoyar a las categorías menores, en el departamento deportivo oficial se consigue poco y cuando se logra las trabas están al por mayor y detalles.

El Grupo Pelotica fue fundado el 12 de septiembre del 2012 y ha realizado cuatro series competitivamente exitosas, pero económicamente un fracaso al punto de que han acumulado, deudas por los doscientos cuarenta y nueve mil doscientos pesos, bajo la responsabilidad de quien escribe la columna como presidente de la identidad.

En los cuatro años de jefatura en MIDEREC del ilustre Jaime David Fernández Mirabal, el Grupo Pelotica no consiguió absolutamente nada, pues para ver al jefe había que tocarle la puerta a San Pedro y pedirle audiencia a Dios.

Con la llegada como Ministro del pariente licenciado Danilo Díaz Vizcaíno y de nuevos incúmbetes departamentales la prepotencia ha desaparecido mayoritariamente, pero quedan algunos nubarrones que le están creando muy mala imagen al ministro.

Con la IV Serie del Grupo Pelotica solicitémosle al ministro Díaz Vizcaíno, utilería y cien mil pesos para los gastos técnicos. A través del afable Carlos Martínez, director de Clubes y Ligas, se consiguieron bolas, bates y almohadillas y se aprobaron apenas veinte cinco mil pesos o sea una cuarta parte de lo necesario, para un torneo internacional con dieciocho equipos en tres categorías.

Sin embargo, un señor llamado Fernando Abreu del departamento de Tesorería de MIDEREC, nos las ha puesto “en china” archivando el expediente aprobado por el ministro, desconsiderando al Grupo Pelotica presidido por nosotros, que hemos acumulado una monitoria hoja de servicio a favor del deporte sin pasar factura. Este banilejo, ni si quiera en su provincia Peravia ha hecho el trabajo que hicimos en su zona rural acompañando al inmenso Wiche García Saleta. Ministro quítese ese clavito del zapato que le está haciendo mucho daño.