Que decirte papá……..

Por JOSÉ FRANCISCO PEÑA GUABA viernes 6 de marzo, 2020

Hoy 6 de marzo cumplirías 83 años. Hace 22 años ya de tu partida. Quienes no te ven no dejan de preguntarme por ti, me reseñan que no deje de decirte que te quieren, que mientras más pasa el tiempo más te admiran y que tus sabios consejos los orientan, tu ejemplo los guía y tu impronta los enorgullece.

Son tantos y tantos mensajes que te envían que no puedo recordar con exactitud los nombres de todos ellos, solo sé que me hacen depositario de tal misión tus compañeros de lucha por la construcción de la democracia en 1961, los mismos que siguieron tu llamado en el 65 para restaurarla, mucho más son los que me dicen que fuiste su faro de luz para reconquistarla en los tenebrosos 12 largos años del Dr. BALAGUER.

Me han preguntado por ti tus fieles compañeros del PRD, que hoy están en muchos otros partidos pero que dicen que sigues siendo su ejemplo y que te piden excusas por no estar unidos en una sola bandera, pero que no importando las siglas a la cual pertenezcan hoy tú sigues siendo su líder y guía. De verdad me alegro que siga siendo así. Es cosa rara, pero me preguntan con respeto y profunda admiración los que te advesaron, varios de ellos hasta me dicen lo arrepentidos que están de aquellas diferencias y me recuerdan cuánta falta haces por estos tiempos a la nación.

Son cientos, miles que confirman su adhesión a tu causa, que es la misma de los mejores hombres que forjaron esta patria y me expresan la tristeza por la involución que estamos padeciendo como país, donde tus virtudes cívicas y morales son ya tan escasas.

Me preguntaron también si podías lograr el sueño de unirnos a todos para construir una sociedad más equitativa. Claro, les dije que, aunque difícil, esa meta no era imposible, que mientras uno solo de tus discípulos tomara la antorcha, no morirá la esperanza y que tu ejemplo guía el futuro de los que menos tienen.

Se me olvidaba decirte que muchos te hemos desobedecido, que no fuimos capaces de pensar en la historia, en tu prédica, en tu esfuerzo por construir un partido fuerte, pero es que es no es fácil Papa, no es fácil sustituirte, porque todos, unos y otros con nuestros intereses y visiones diferentes, no aprendimos de ti, de tu inmensa capacidad de perdón y desprendimiento.

Sólo tengo que explicarte que, pese a tantos esfuerzos, tuyos y de tu generación los males de la república siguen siendo prácticamente los mismos, con la diferencia que la trivialidad del mundo de hoy no forja hombres de tu estirpe: hoy nadie pone su vida en juego por sus creencias, nadie se entrega a una causa con pasión para vivir con privaciones, perseguido y en muchas ocasiones encarcelado tu cuerpo más no tus ideas, a esas no las pudieron nunca encarcelar, porque fue bandera de lucha de miles de hombres y mujeres que abonaron con su sangre la defensa de los valores democráticos de los que disfrutamos hoy, pero nuevos vientos quieren volver a traer con intolerancia esas etapas que creíamos superadas.

Se les olvida que habrán muchos pequeños Peña Gómez que se agolparán en las plazas para demandar democracia a los que quieren negarla, ten la seguridad de que tu voz se escucha más allá de los que todavía desean silenciarte; la escucha todo humilde ciudadano que se manifiesta contra toda injusticia, te escucha todo aquel que se sabe capaz de superar las taras que les impone el inequitativo mundo de hoy, te escucha todavía la diáspora que vota por tu conquista, te escuchan las mujeres que palmo a palmo han logrado el espacio que le corresponde, en fin Papá, todo el mundo me pregunta por ti y siento que te has ganado el respeto y hasta el cariño de tus opositores.

¡Qué bien que cumplas 83 años, que, aunque no te toque te siento, aunque no me hables te escucho, aunque no estas te veo! Es que eres simplemente inmortal porque vives en el corazón y en el pensamiento de millones, de los que te conocieron y los que no pero que siguen tu ejemplo por la fidelidad, que te guardan y que le hacen conocer a sus hijos para que tu voz no se apague y permanezca en la memoria de las futuras generaciones.

Hoy cumples 83 y, al igual que todos, tienes 22 que tu ropaje no es el mismo, que viajaste hacia el mundo de lo ignoto. Sé que ahí nos encontraremos, más tarde o más temprano y te abrazaré y haré mía tus palabras, que en ese mundo en que estás no hay reyes ni príncipes, ni presidentes, ni blancos ni negros, solamente polvo.

Por: José Francisco Peña Guaba

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar