“Que aporten o se aparten”

Por Víctor Manuel Peña

El único con que exactitud estadística y precisión matemática no está incluido en la poética expresión del presidente Luis Abinader se llama Leonel Fernández Reyna.

Otros dirigentes o líderes de la oposición podrían darse por incluidos.

Pero la pregunta del millón que hay que hacer con precisión matemática y exactitud estadística es si el propio Luis Abinader, autor de la poética frase, como presidente y dirigente político, ¿es si él aporta realmente o debe apartarse?

La respuesta a esa pregunta de tintes poéticos precisa y requiere de un examen amplio y abierto de toda su gestión de gobierno desde el principio hasta ahora.

Si examinamos toda la gestión de gobierno de Abinader desde el 16 de agosto de 2020 hasta ahora habría que concluir por necesidad que él no pasa el examen con buena nota.

Pero aún habiendo hecho el susodicho una gestión de gobierno muy cuestionada, la segunda parte de su propia expresión poética no se le puede aplicar constitucionalmente a él porque él debe y tiene que terminar por mandato de la Constitución este período de gobierno el 16 de agosto de 2024.

Malo, regular o  bueno este gobierno termina su mandato el 16 de agosto de 2024.

Y la malísima experiencia que tenemos los gobernados es que el PRM no sabe gobernar.

Hacer cosas que no responden a un plan general, ordenado y coherente, lo que significa, en modo alguno, que no se sabe gobernar.

La inversión pública está penosamente planificada: el gasto público corriente no pasa de 5%.

El gobierno se ha manejado de manera contradictoria en el manejo de la inflación, del desempleo, del crecimiento económico, de la desigualdad social y de la pobreza, aparte de que la variable de la inseguridad pública y ciudadana se lo ha tragado.

En términos reales hemos perdido las diferentes pandemias que han combatido, diezmado y hecho añicos al pueblo dominicano.

La única que sobreabunda es la publicidad del gobierno en medio de tanta pobreza y de tanta miseria.

La muerte de un ministro en manos de la inseguridad pública y ciudadana habla muy mal de ese gobierno.

En la oposición hay partidos y dirigentes que no saben gobernar.

Lo menos que puede decirse de un político probado y experimentado como Leonel Fernández, cuatro veces presidente de la República, es que su vastísima experiencia como gobernante, habida cuenta de que la política es ciencia y arte, lo convierten en el principal activo del país para un soberano y correcto ejercicio del poder.

Sin Leonel en el 20, Abinader jamás hubiese sido ni siquiera una posibilidad histórica.

Dada la amarga y traumática experiencia, este pueblo está firmemente decidido a casarse con la experiencia y con él que sí sabe gobernar no importa cuáles sean las circunstancias.

Los que sí aportan y saben gobernar serán llevados nuevamente al Palacio Nacional en agosto del 24.

El Partido Fuerza del Pueblo y el abanico de fuerzas aliadas están soberanamente comprometidas con el presente, el futuro, progreso y el bienestar del pueblo y son ellas las llamadas a ganar las elecciones y llevar a Leonel Fernández a la Presidencia de la República en agosto de 2024 e iniciar así una nueva etapa en la vida de la nación.

POR EL DR. VÍCTOR MANUEL PEÑA

*El autor es economista, abogado y miembro de la dirección central de la Fuerza del Pueblo.

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar