Putin ratifica acuerdo con Siria para convertir puerto de Tartus en base rusa

Por EFE viernes 29 de diciembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, MOSCÚ.- El presidente ruso, Vladímir Putin, ratificó hoy el acuerdo con Siria para convertir el puerto de Tartus en el mar Mediterráneo en una base naval rusa durante los próximos 49 años.

“El cumplimiento del acuerdo responde a los intereses de Rusia, ya que contribuirá a fortalecer la presencia militar rusa a largo plazo y a garantizar la seguridad en la región”, señala la nota aclaratoria que acompaña al documento.

Según el convenio, que será prolongado automáticamente dentro de 25 años en caso de que ambas partes estén de acuerdo, la base podrá albergar simultáneamente hasta once barcos, incluidos buques de propulsión atómica.

La defensa del territorio por mar y aire corresponderá al Ejército ruso, que desplegó en su momento baterías con misiles antiaéreos S-400.

El puerto de Tartus ha servido de punto de mantenimiento técnico y abastecimiento para la flota soviética o rusa desde la década de 1970 en virtud de un acuerdo suscrito con el entonces presidente sirio, Hafez al Asad, padre del actual mandatario, Bachar al Asad.

Ni siquiera en tiempos de la Guerra Fría -cuando la Unión Soviética tenía desplegada en aguas del Mediterráneo a su V Escuadra naval (1967-1992)- llegó a contar Moscú con una base naval permanente en el Mediterráneo.

La Armada rusa regresó al Mediterráneo en 2013 tras más de veinte años de ausencia, y buques como el portaaviones “Almirante Kuznetsov” y el destructor “Pedro el Grande” participaron en los bombardeos contra las posiciones yihadistas en Siria.

Putin anunció recientemente la “completa derrota” del Estado Islámico en Siria, tras lo que viajó por vez primera al país árabe y ordenó la retirada de las tropas rusas.

El líder ruso reconoció que la intervención militar había no sólo salvado al régimen de Bachar al Asad, sino conservado la integridad territorial de Siria y salvó cientos de miles de vidas.

Entonces, Asad le dijo a Putin que el pueblo de su país recordará siempre la ayuda del Ejército ruso y que su presencia es garantía de estabilidad.

Permanecerán en el país árabe las unidades militares que integran las bases de Tartus y del aeródromo de Jmeimim, además del centro de reconciliación de fuerzas y tres batallones de policía militar que se encargarán de garantizar la seguridad en las zonas de distensión.

El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, aseguró esta semana que Estados Unidos debe abandonar Siria en cuanto sean aniquilados los últimos focos de resistencia yihadista, lo que, en su opinión, ocurrirá pronto.

 

Apple Store Google Play
Continuar