Punta Cana es un tesoro del mundo

Por Elvis Valoy sábado 30 de septiembre, 2017

Encontrándome en Europa, era cotidiano conocer personas que al enterarse de mi condición de dominicano solían responderme que conocían mi país, pasando a decir que habían estado en Punta Cana, y  decantándose con loas hacia ese territorio de  la parte este, que cuenta con 475 kilómetros cuadrados, al cual la opinión pública mundial le reconoce dotes paradisíacas.  

 Ubicada en el departamento La Altagracia, y con uno de los 10 mejores aeropuertos del mundo, certificado por la Airport Service Quality,  
Punta Cana, se ha convertido en un territorio que nunca pasa de moda, y que la mayoría de la población mundial que regularmente hace turismo, ansía con frenesí volver nuevamente.

 Argamasa de calidad en los servicios y belleza natural incomparable, Punta Cana acaba de  “pasarle por encima”  a grandes ciudades del mundo, que se han quedado atrás ante el empuje descomunal de este apetecido tesoro del planeta al que el jet set internacional no escatima momentos para solazarse en sus celestiales aguas y palmeras.  

 Convertida prácticamente en una “República” paralela a la dominicana, y con decenas de reconocimientos a nivel mundial, Punta Cana acaba de imponerse como la ciudad de Latinoamérica que más turistas recibe, con un total de 3 millones 400 mil visitantes, y generando la extraordinaria suma de 3830 millones de dólares, dejando rezagada a ciudades como Lima, Ciudad México, Sao Paulo, Buenos Aires y San José de Costa Rica.    

 Punta Cana está en el ranking turístico de las ciudades más atractivas del globo terráqueo, compitiendo con lugares  como Osaka en Japón, Chengdu en China, Londres, Dubái, Singapur, New York, localidades éstas que reciben decenas de millones de visitantes, y que algún día el Paraíso del Este alcanzará.

 El servicio que ofertan los hoteles en el “Edén Dominicano”, como debe llamársela a Punta Cana, es de tal calidad que su clientela principal está conformada por el exigente turismo norteamericano, el cual reclama un conjunto de condiciones, que de no existir, prefieren  abstenerse antes que acudir a un lugar que no le satisfaga.   

 El éxito alcanzado por Punta Cana no tiene comparación. Está en el mapa de los lugares predilectos de la gente que viaja alrededor del planeta.  

 Sin embargo, nuestro país necesita de muchas Punta Cana. Nuestras bellezas naturales permiten tres, cuatro, cinco, diez, veinte Punta Cana. Por eso considero que cada habitante del país debe poner su grano de arena para convertir a Samaná, Barahona, Pedernales, Montecristi, Santo Domingo, etc.,  en otra Punta Cana.    

 

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar