Pugnas por candidatura presidencial podría extender ruta del PRM hacia el poder

Por El Nuevo Diario Domingo 5 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- La carrera mediática entre Hipólito Mejía y Luis Abinader por la nominación presidencial del 2020, podría extender la ruta hacia el poder del Partido Revolucionario Moderno (PRM).

A poco más de tres años, los dos principales dirigentes del PRM han desatado una competencia a través de los medios de comunicación, en busca de la nominación presidencial del principal partido de oposición.

Mientras el excandidato presidencial Luis Abinader muestra su persistencia y trata de mantener un ambiente opositor entre sus seguidores, el exmandatario Hipólito Mejía no desperdicia un momento para demostrar a la opinión pública que cuenta con el poder y el carisma necesario para derrotar al oficialismo y terciarse nueva vez lo que él denomina como la “ñoña”.

Un ejemplo del afán que muestra Mejía de mostrar que cuenta con el poder dentro del PRM lo constituye el hecho de que, a solo unos días que en rueda de prensa Luis Abinader externara su poción en torno al discurso de rendición de cuentas del presidente Danilo Medina, este lunes el exmandatario se dirigirá a la nación a través de una cadena de radio y televisión de la cual formarán parte los principales emporios comunicacionales del país.

De acuerdo a lo trascendido Mejía fijaría su posición sobre la firma Odebrecth y los contratos de obras realizados por dicha empresa en el gobierno que le correspondió dirigir en el periodo 2000-2004.

En diversas ocasiones el viejo dirigente político ha reivindicado el derecho que tiene de aspirar a la candidatura presidencial del 2020.

Mientras Luis Abinader, de quien muchos dicen que su liderazgo se ha visto opacado tras haber salido a la luz las intenciones que tiene Mejía de aspirar, ha dicho no temerle al interés que tiene el exmandatario de terciar en unos comicios internos en la búsqueda de ser el candidato presidencial del PRM.

Abinader ha manifestado que en el PRM, Mejía tiene el derecho de aspirar, al igual que cualquier compañero, y ha recalcado que esa organización no es de él ni del exmandatario.

Posiciones encontradas entre la dirección del PRM y sus aspirantes a la presidencia

Se ha podido observar a través de los medios de comunicación una divergencia entre el mensaje opositor que quiere vender la dirección del PRM y las posiciones asumidas por los aspirantes a la presidencial Luis Abinader e Hipólito Mejía.

Por un lado la dirección del PRM trata de mostrar que tiene el control de una línea programática coherente encaminada a retomar su espacio como cabeza de la opoción, mientras por el otro el expresidente Mejía y Luis Abinader muestran tener agendas independientes que en muchas ocasiones contradicen los mandatos de su organización política.

Un ejemplo de esto es que la denominada “Marcha Verde Contra la Impunidad” fue apoyada activamente por la dirección del PRM y por el excandidato presidencial Luis Abinader, mientras Mejía se mostró equidistante de la misma, manifestando públicamente que la apoyaba pero no participaría en ella.

Otros de los puntos que llaman la atención es que mientras la dirección del PRM muestra querer imponer una oposición agresiva contra las acciones del oficialismo, se observa un “coqueteo” de parte de Mejía con diversos sectores allegados al Gobierno, mientras Abinader por su parte deplora todo lo que tenga aspecto oficialista.

Muchos sectores han llegado a manifestar que las acciones de Mejía han quitado protagonismo, tanto a la dirección del PRM como al excandidato presidencial de esa organización política.

El PRM en su ruta por la búsqueda del poder

La ultima división del Partido Revolucionario Dominicano (PRM), dio paso a la formación del PRM, organización política que absorbió al partido del “jacho prendido” y tras las elecciones de mayo pasado pasó a ser el principal partido de oposición del país.

Para cumplir con requisitos legales, fue tomada la Alianza Social Dominicana (ASD), organización sin ninguna incidencia, pero reconocida por la Junta Central Electoral (JCE).

La ASD fue aportada por José Rafael Abinader, padre de Luis Abinader, para cumplir con los requisitos legales que darían paso al PRM.

Luego de un enfrentamiento interno entre Mejía y Luis Abinader, resultó ganador el segundo quien fue derrotado por Danilo Medina reelecto por segunda ocasión.

POR RAMÓN RAPOSO