Puerto Rico choca contra las torres chinas en su estreno olímpico

Por EFE martes 27 de julio, 2021

EL NUEVO DIARIO, SAITAMA. – El histórico debut de Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, los primeros de su historia en baloncesto femenino, topó con las torres de China (55-97), en concreto con la pívot Yueru Li, infranqueable para las boricuas con sus 21 puntos y 12 rebotes, aunque no dejaron de pelear pese a jugar siempre contra el marcador.

La lucha de Pamela Rosado (14 puntos), Jennifer O’Neill (13 y 4 rebotes) o Isalys Quiñones (10 y 5 rebotes) no fue suficiente para doblegar a una escuadra china físicamente superior (1,86 metros de media frente a 1,75 de las puertorriqueñas) en una noche histórica para el baloncesto boricua en el Super Arena de Saitama, su primer partido en unos Juegos Olímpicos.

El conjunto asiático no solo aprovechó su físico, sino que contó con el acierto de Meng Li (15 puntos, 3 triples de 6), dominó el rebote (30-55) y estuvo más certera en los lanzamientos de tres puntos (7 de 19, 37%), un cóctel más que suficiente para estrenarse con victoria en Tokio 2020.

Divertidas, sonrientes, con algún baile antes de ser presentadas antes del inicio, las puertorriqueñas disfrutaron de los prolegómenos de su estreno olímpico, fruto de un exitoso ciclo a los mandos de Gerardo ‘Jerry’ Batista, que ya les llevó por primera vez a un Mundial, el de Tenerife 2018, en España.

Sin embargo, sobre el parqué la situación fue más complicada. La superioridad física evidente de las interiores chinas, especialmente de la pívot Yueru Li (6 puntos y 6 rebotes en apenas 6 minutos), hacía cada defensa un suplicio y ponía un 10-21 para las asiáticas (min. 6). Las puertorriqueñas trataron de contrarrestar con tiro exterior, pero al cierre del primer cuarto, caían 17-32.

Un par de buenas defensas parecieron dar algo de aire a las boricuas, pero el retorno de Yueru y sus dos metros al parqué hizo trizas su progresión poniendo la máxima renta china, de 26 puntos (21-47, min. 17) que incluso creció algo cuando sonó la bocina del descanso, con 26-53 en el electrónico.

El equipo asiático lo tenía hecho, y bajo la atenta mirada de Yao Ming, la exestrella de la NBA que ahora dirige la asociación china de baloncesto, sentado detrás del entrenador Xu Limin, que daba las órdenes con el pie en cabestrillo, se dedicó a ampliar su renta en el tercero hasta cerrarlo en 39-71.

Con todo decidido, el conjunto asiático buscó ampliar al máximo la diferencia hasta los 42 puntos finales (55-97) para contar con esos puntos en caso de posibles empates con las otras dos selecciones, las potentes Australia y Bélgica, segunda y sexta del ránking FIBA. Puerto Rico jugará el próximo viernes contra la selección belga, y China lo hará con Australia.

– Ficha técnica:

55 – Puerto Rico (17+9+13+16): Rosado (14), O’Neill (13), Meléndez (4), Gwathmey (8), Quiñones (10) -quinteto inicial-, Gibson (1), Stinson, Salaman (2), Lozada-Cabbage (3), Pagan, Benítez y González.

97 – China (32+21+18+26): Yuan Li (9), Meng Li (15), Pan (11), Shao (7), Yueru Li (21) -quinteto inicial-, Yang (9), Wang (8), Wu, Zhang, Huang (3), Sun (3) y Han (11).

Árbitros: Takaki Kato (JAP), Maj Kazuko Forsberg (DEN) y Samir Abaakil (MAR). Sin eliminadas.

Incidencias: partido de la primera jornada del Grupo C del torneo olímpico femenino de baloncesto, disputado en el Saitama Super Arena, sin espectadores por las medidas sanitarias contra la pandemia de coronavirus.

Apple Store Google Play
Continuar