Puerto Rico administra más de 100.000 dosis de refuerzo a inmunocomprometidos

Por EFE domingo 24 de octubre, 2021

EL NUEVO DIARIO, SAN JUAN.- El Gobierno de Puerto Rico informó este domingo que hasta el lunes pasado había administrado más de 100.000 dosis de refuerzo de Pfizer a la población inmunocomprometida contra la covid-19.

Desde agosto pasado, solo esta población podía vacunarse con la vacuna de Pfizer.

No obstante, el pasado 21 de octubre fue autorizada la dosis de refuerzo de la vacuna Moderna y Johnson & Johnson.

Asimismo, se autorizó completar los refuerzos con diferentes vacunas.

Según se informó, las personas que recibieron la vacuna de Pfizer-BioNTech o Moderna deben esperar seis meses para recibir una dosis de refuerzo, mientras que los que recibieron Johnson & Johnson pueden administrarse el refuerzo luego de los dos meses de haberse vacunado.

Las personas que deben administrase la dosis de refuerzo son aquellos mayores de 65 años o más, aquellos que viven en instituciones de cuido prolongado, aquellos que tienen condiciones médicas subyacentes y todo aquel mayor de 18 años que trabaja o vive en entornos de alto riesgo.

En el caso de Johnson & Johnson, la dosis de refuerzo también se recomienda para todos aquellos de 18 años en adelante.

Los datos disponibles en este momento muestran que las tres vacunas contra la covid-19 aprobadas o autorizadas en Estados Unidos continúan siendo altamente efectivas para reducir el riesgo de enfermedad grave, hospitalización y muerte, incluso contra la variante Delta.

La vacunación sigue siendo la mejor manera de protegerse, reducir la propagación del virus y ayudar a prevenir la aparición de variantes.

El grupo de personas inmunocomprometidas es conformado por los que han estado recibiendo algún tratamiento oncológico para tumores o cánceres en la sangre y han recibido un trasplante de órgano y están tomando medicamentos inmunosupresores.

También se incluyen a los que han recibido un trasplante de células madre en los últimos dos años o está tomando medicamentos inmunosupresores y tienen inmunodeficiencia primaria moderada o grave (como el síndrome de DiGeorge, el síndrome de Wiskott-Aldrich).

El grupo lo completan los que tienen una infección avanzada o no tratada por el VIH, están bajo un tratamiento activo con altas dosis de corticosteroides u otros medicamentos que pueden suprimir su respuesta inmunitaria.

Apple Store Google Play
Continuar